elEconomista.es

El 'fake' de Isabel Pantoja: lleva el pelo repleto de extensiones

18/10/2019 - 10:38

Su larga melena azabache es uno de los signos de identidad de la tonadillera desde que se subiera a un escenario hace ya más de tres décadas. Isabel Pantoja la cuida como si de un hijo se tratara y ahora que a sus 63 años ya no luce tan espléndida como antes, ha descubierto un truco para mantenerla joven y frondosa: las extensiones.

La melena es la prioridad de Isabel Pantoja dentro de su ritual beauty, por eso fue lo primero que atendió a su regreso a Madrid hace unos días, después de haber estado dos semanas volcada en el cuidado de su madre, hospitalizada tras sufrir un ictus. La cantante visitó a sus estilistas, tal y como muestran las imágenes de la revista Corazón, que le colocaron múltiples extensiones en el cabello y le aplicaron varios productos para hidratarlo y revitalizarlo.

Lea también: Isabel Pantoja vuelve a ser rica: 3 millones de euros y que su hija cierre la boca

Desde luego, Pantoja no es la única famosa que recurre a este truco para lucir una cabellera más hermosa. Sin ir más lejos, Blanca Suárez las utiliza, Paula Echevarría, Chenoa, Shakira o Demi Lovato, entre otras muchas.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.