elEconomista.es

La boda de la hija mayor de José María Michavila: de Pablo Casado a Carmen Thyssen

15/10/2019 - 0:09

Tal y como Informalia avanzaba en rigurosa primicia allá por el mes de enero, la hija mayor del que fuera ministro de Justicia, José María Michavila contraerá matrimonio el próximo sábado en Candeleda con el financiero Ramón Lladó, sobrino-nieto de José Lladó y Fernández-Urrutia, una de las familias más ricas de España.

Todo el mundo sabe ya en el municipio abulense que la primogénita del abogado se casa el 19 de octubre en el pueblo. Irene Michavila y Ramón Lladó contraen matrimonio en la Iglesia de la Asunción, la misma a la que a veces llevó Michavila a Genoveva Casanova cuando eran novios. Pero esta vez, la mujer que estará con él no será la ex mujer de Cayetano Martínez de Irujo sino su actual novia, la aristócrata Alejandra Salinas, con quien estuvo el sábado en el Palacio Real durante la recepción que ofrecieron los Reyes por el día de la Hispanidad.

Alejandra es sobrina de Mercedes Milá. La ex presentadora de Gran Hermano, cuando estudiaba en Sevilla, ayudó a criar a los hijos de sus doce primos sevillanos, y su favorita era Alejandra. Su abuela, Asunción Milá, es hermana del fallecido padre de Mercedes. El padre de ambos era el conde de Montseny. Los Salinas son propietarios de uno de los palacios más bellos de Sevilla, la Casa Palacio Salinas, construida en el siglo XVI.  

El banquete, al que asistirán más  de 500 invitados, será en la fabulosa finca que el abogado y socio del también ex ministro Ángel Acebes posee cerca de la localidad y, como ya adelantábamos hace nueve meses, el catering es cosa de la Master-Chef Samantha Vallejo-Nágera, para cuya empresa (Samantha de España) trabajó hace años la novia. En esa privilegiada zona tienen sus residencias de vacaciones personajes importantes de la vida social, política y económica. Desde los Morenés (Botín), Lucía Figar,  ex dirigente del Partido Popular, los Ussía, López Ibor o Íñigo y Alvaro O'Shea. La zona ha sido bautizada como La Marbella extremeña.

José María conoció por razones profesionales a Shakira y a Alejandro Sanz, de quienes es amigo personal hace muchos años, por lo que es más que posible que alguno de ellos esté presente en un día tan especial para él, y hasta puede que haya concierto, lo cual sería un extraordinario regalo no solo para los novios. Pero quien cantará el Ave María en la ceremonia será Pitingo, que además está invitado a la boda, según revela Vanity Fair.

Aparte de los familiares de los contrayentes, se espera además la presencia del ex presidente José María Aznar y de su mujer Ana Botella, y desde luego de Ángel Acebes, socio del padrino. También están invitados Esperanza Aguirre y su marido, y el actual presidente del PP, Pablo Casado, y su mujer. La presencia de nombres importantes del mundo financiero y empresarial está garantizada: del presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, a Juan José Hidalgo (Globalia), aunque la lista de caras conocidas es interminable. 

La novia, Irene Vázquez, tiene solo 26 años pero es "de una madurez admirable", nos comentan desde el entorno familiar. Es la mayor de los cinco hijos de Michavila, viudo desde 2013, cuando su mujer sufrió una hemorragia cerebral días después de dar a luz a su quinto hijo, Juan, que hoy tiene 6 años. Irene ha sido como una segunda madre tanto para el benjamín como para sus otros tres hermanos, Ana, Beatriz y Jose. Irene ha estudiado cocina en Londres o en el Cordón Bleu de París, donde por cierto vivió muy de cerca el terrible atentado de la sala Bataclán. 

Los novios estudiaron juntos en la Universidad Francisco de Vitoria, donde daba clases la fallecida madre de Irene. Allí surgió la chispa, entre los libros, cuando estudiaban el grado en Administración y Dirección de Empresas. Comparten la afición por la caza y tienen el mismo grupo de amigos. 

Ramón Lladó Rubio, un año menor que su prometida, es un joven experto en finanzas, miembro de la familia Lladó, una importante saga de financieros, empresarios, políticos y amantes del arte y la cultura. Ramón es licenciado en ADE, trabaja en España para una firma de Silicon Valley que maneja capitales e intercambia innovación entre las empresas más transformadoras del mundo. Ha trabajado como becario en HM Hospitales y pasó un tiempo en Múnich completando sus estudios.

El tío del novio es José Lladó Fernández-Urrutia, hijo del presidente del Banco Urquijo, y presidente, fundador y principal accionista de Técnicas Reunidas (más de un 37%), la compañía española de plataformas petrolíferas y energéticas más importante del país y que tiene una capitalización bursátil de casi 1.250 millones de euros. Forbes sitúa la fortuna de Lladó en 1.100 millones de dólares. 

Los Lladó están considerados una de las principales fortunas de España. José Lladó, que ahora tiene 84 años, fue ministro, como Michavila, pero no de Justicia. Lladó ocupó las carteras de Comercio y Transporte en los albores de la democracia, con la UCD, y fue embajador en EEUU con Marcelino Oreja (cuñado de su mujer) como ministro. 

El viernes anterior a la boda, en la víspera, los novios dan una cena privada para un grupo reducido de personas y familiares muy cercanos y que tendrá lugar, según adelanta Vanity Fair, en la Casa de los Tomillares, coqueto hotel rural boutique de cinco estrellas situado a un paso de Candeleda, en medio de la sierra de Gredos.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.