elEconomista.es

Victoria Federica, aterrorizada: su novio torero está grave en la UCI y conectado a ventilación mecánica

14/10/2019 - 10:10

Victoria Federica está viviendo una pesadilla desde que su novio, Gonzalo Caballero, fue corneado gravemente en Las Ventas este pasado sábado. La terrible cogida heló la sangre del público que abarrotaba el tendido, donde se encontraba la hija de la infanta Elena, que bajó a la enfermería de la plaza para interesarse por su chico, quien se debatía entre la vida y la muerte.

La rápida intervención de los médicos, que necesitaron seis bolsas de sangre en la cura de urgencia para reponer el líquido perdido, hizo que las consecuencias de la cornada de dos trayectorias de 30 y 25 centímetros que le seccionó la vena femoral y las ramas colaterales no fueran mortales.

Lea también - Victoria Federica, en la enfermería de Las Ventas junto al torero Gonzalo Caballero, gravemente corneado

Una vez intervenido, Gonzalo fue trasladado al hospital Francisco de Asís, donde volvió a ser operado de madrugada para una exploración más profunda de la herida y analizar posibles consecuencias en los riñones y el nervio ciático, muy afectado por la cogida que sufrió el pasado mes de mayo en la misma plaza.

Este domingo por la mañana, desde el centro médico lanzaron el parte médico en el que desvelan que el torero está en estado grave, sedado y conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivo (UCI). Se espera su evolución en las próximas horas.

Tras la cogida, Victoria Federica y otros amigos del diestro se han volcado con él en las redes sociales, donde le han dejado mensajes de ánimo. El sábado por la noche incluso se le rindió homenaje en la discoteca Teatro Kapital, donde pusieron su imagen en pantalla junto a unas palabras de apoyo.

Miguel Abellán, ex torero y amigo de Gonzalo, dio más datos del estado del matador de toros en el programa Viva la vida: "Su estado es crítico porque todavía no sabemos cuál va a ser el desenlace", señaló. Abellán aseguraba que había que tener paciencia: "No podemos precipitarnos. El no tener noticias es buena señal", decía.







Comentarios 0