elEconomista.es

La Reina Letizia y Begoña Gómez hacen migas (y se besan) en la recepción del Palacio Real

12/10/2019 - 19:52

Los Reyes han ofrecido en el Palacio Real la tradicional recepción conmemorativa del Día de la Fiesta Nacional. Don Felipe se ha cambiado y ha lucido un traje de chaqueta en lugar del uniforme militar del desfile. Doña Letizia ha acudido con el mismo look.

En la recepción hubo mucho ambiente y una atmósfera especial, acorde con los acontecimientos políticos que vivimos. "Marchena está cabreado", comentaba un conocido abogado a su acompañante, refiriéndose al presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que ha juzgado a los políticos catalanes.

Marchena estaba en la recepción, y allí transmitió su enfado por la filtración de una parte de la sentencia que todavía no está firmada por todos los magistrados.

Había expectación también en torno a Pedro Sánchez, que congregó a un buen número de periodistas en el corrillo que se formó a su alrededor. Mientras tanto, su esposa Begoña Gómez, muy elegante con un vestido midi estampado con lunares en blanco y negro, habló un largo rato con la doña Letizia y al finalizar la conversación se dieron un beso. Le preguntamos a la esposa del presidente en funciones si iba desaparecer en la campaña electoral, como hizo en la ocasión anterior, y nos respondió: "Hay que definir el mensaje", dando a entender que el protagonista debes ser de nuevo el Partido Socialista y su secretario general.

A Pablo Casado, acompañado de su esposa, se le veía contento por las expectativas electorales que le dan las encuestas, mientras los políticos de Vox se agrupaban en el fondo de uno de los salones, con poca atención de la prensa.

Los reyes recorrieron los salones hablando con casi todos amigablemente. Doña Letizia vistió un año más de su modisto para las grandes ocasiones, Felipe Varela, un modelo rosa talco, de corte camisero, largo midi, en seda y tul bordado, con mangas trasparentes, un vestido tan elegante como bonito. Sus pendientes también rosados proceden del joyero de doña Sofía, que a veces le presta joyas a su nuera. Y como peinado, un moño alto mucho más juvenil que esos otros recogidos tipo Romero de Torres que la hacen mayor.

Entre los invitados vimos caras nuevas, como María Zurita, prima hermana de don Felipe y que asistía por primera vez y con mucha ilusión a la recepción.

El presidente en funciones Pedro Sánchez y su mujer Begoña Gómez, que el año pasado protagonizaron el momento más comentando de la recepción, al situarse al lado de los Reyes en el besamanos.

El líder de Ciudadanos Albert Rivera, que ha acudido en solitario a la recepción cuando se esperaba que lo hiciese con su novia, la cantante Malú. En el desfile estuvo acompañado por su compañera de partido Patricia Reyes.

El presidente de VOX Santiago Abascal acudió con su mujer (detrás) tanto al desfile como a la recepción. En el desfile fue el que más aplaudió a la Guardia Civil y a la Legión; y en Palacio realizó una bajada de cabeza marcada.

La periodista y presentadora Ana Rosa Quintana, que ha apostado todo al rojo con un vestido camisero y maxicinturón, asistió con su marido, Juan Muñoz, salpicado en uno de los procesos relacionados con el ex comisario Villarejo.

La periodista Susana Griso con un look black and white compuesto por falda y camiseta de cuello subido sin mangas. Su marido, tachado de independentista por sus blogs sobre Cataluña, no estaba.

María Casado con un vestido negro de corte midi con rayas blancas laterales y salones en un llamativo rosa. Estos días, sin querelo, ha sido protagonista de la prensa rosa por la ruptura de su ex, Toñi Moreno, y la cantante canaria Rosana.

El duque de Alba, un tanto desconcertado por las polémicas memorias de su hermano Cayetano, que este mismo sábado volvía al ruedo mediático concediendo una larga entrevista a David Gistau en El Mundo.

El político Adolfo Suárez illana, desplazado en las listas del PP por Ana Pastos. El hijo del presidente del Gobierno que propició la Transición no llevó bien que la Casa Real no intercediera cuando la ley otorgó el título de duquesa de Suárez a su sobrina.

La ministra de Defensa Margarita Robles, cumple 63 años el mes que viene: un gran outfit para un día en el que su cargo, aun en funciones, cobra protagonismo. 

A sus 67 años, a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no le va a echar atrás estar imputada por corrupción para no asistir a la recepción Y para que la pongan verde, ya se pone ella.

La prima del rey Felipe VI, María Zurita. Es más monárquica que el Monarca y la genuflexión que hizo a Letizia fue de romperse las rodillas.

El presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla y su mujer Manuela Villena, muy elegante.

La esposa del empresario y ex ministro de Exteriores Josep Piqué, y ex directora de Informativos de Antena 3, Gloria Lomana, con un figura esculpida en horas de gimnasio.

José María Michavila y Alejandra Salinas. El abogado y ex ministro de Justicia, ex de Genoveva Casanova, casa a su hija mayor la semana que viene en Candeleda, Ávila, como adelantó Informalia el pasado mes de enero y ahora han recogido diversos medios. No sería de extrañar que pronto se casara él con la sobrina de Mercedes Milá, vieja amiga de Felipe VI, a quien saludó muy sonriente.

El ex ministro y empresario Eduardo Serra, muy cercano en su día a doña Sofía por su labor al frente de la lucha contra la drogadicción. 

Paloma Segrelles.

María Dolores Cospedal. Otra ex ministra que vino sin marido. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso sí se llevó a su novio, el ex peluquero y estilista Jairo.

El periodista Fernando Ónega y su hija Cristina, puesta al frente del Canal 24 horas de TVE por Rosa María Mateo.

La ex ministra Isabel García Tejerina, elegantísima. Una de las las supervivientes de la era Rajoy con Pablo Casado.

El periodista Luis del Olmo se mantiene estupendo a sus 82 años.

La ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Saenz de Santamaría dice que ha perdido unos kilos desde que trabaja en la empresa privada pero su sonrisa es igual de arrebatadora.

EL diputado Iván Espinosa de los Monteros y su mujer, Rocío Monasterio, parlamentaria autonómica en Madrid, ambos de Vox

María Teresa Fernández de la Vega luce una figura imponente a sus 70 años.

Otra ex ministra socialista y ex vicepresidenta, Elena Salgado, también de 70 años, y con una estilizada figura, impecable con este traje de chaqueta.

Y la actual número 2 del Gobierno en funciones, Carmen Calvo. 

La ex presidenta del Congreso, Ana Pastor. Detrás, la actual vicepresidenta de la mesa en la Carrera de San Jerónimo y ocasional acompañante de su compañero en Ciudadanos Albert Rivera en el desfile, la canaria Patricia Reyes, madre de una niña.







Comentarios 2

#1
13-10-2019 / 08:41
SU PVTA MADRE...
Puntuación -2   A Favor   En Contra

SOLO FALTÓ EL HP DE ZAPA TERO CON SUS HIJAS OBESAS Y LA FEA DE SU MUJER

#2
13-10-2019 / 10:17
ODYSSÉOS 0.80
Puntuación 5   A Favor   En Contra

Lo verdaderamente importante es la "espantá" de Pedro Sanchez después de dar la mano al rey. Y es puro lenguaje no verbal que dice lo que no quiere decir con palabras, ver como sale perdiendo el culo.

Que lo que dicen las encuestas internas del PSOE es que no las tiene consigo para ser nuevo presidente de gobierno.

Eso es lo que dicen sus gestos. Gracias Cantinflas.