elEconomista.es

Rafa Nadal planea su jubilación dorada: tenis, familia y negocios

11/10/2019 - 13:53

A sus 33 años y con 19 Grand Slams en el zurrón, Rafa Nadal ve cada vez más cerca el momento de la retirada. El tenista tiene el gran objetivo de superar a Roger Federer, pero no oculta que piensa en lo que hará tras su jubilación, tal y como desveló él mismo esta misma semana.

"Estoy en la fase final, es triste pero es así", decía el mallorquín, que daba después algunas pistas de su futuro: "Soy un enamorado del deporte y quiero seguir vinculado a el cuando me retire. La academia es para asegurarme ese objetivo para el futuro", declaraba en referencia a la impresionante escuela de tenis que ha creado en su Manacor natal.

Además de dirigir su academia y tratar de descubrir a las promesas del mañana, la jubilación también le traería a Rafa la posibilidad de pasar más tiempo con su familia. Ellos son su mayor apoyo y quienes le acompañan a los torneos a lo largo y ancho del mundo. En especial, su prometida, Xisca Perelló, con quien contraerá matrimonio en una semana en Mallorca.

Lea también - Rafa Nadal y Mery Perelló blindan su boda con la ayuda del obispo de Mallorca

A lo largo de su carrera, Nadal ha acumulado enormes ganancias entre victorias y contratos publicitarios, lo que le ha permitido lanzarse al mundo de los negocios. Una vez se retire, tendrá tiempo para dirigir sus inversiones y no delegar en su padre Sebastián, como sucede en la actualidad. El tenista posee varias propiedades en Mallorca y dos hoteles al otro lado del charco: uno en Cozumel, una isla de México, y otro en la República Dominicana. Asimismo, es socio de una serie de restaurantes. Uno de ellos es Tatel, donde es socio de Pau Gasol, Enrique Iglesias y Cristiano Ronaldo.

No son las únicas operaciones financieras de Rafa, que también creó una SICAV, Growth Inversions, que apuesta por la energía eléctrica, fotovoltáica y eólica. Esta compañía se une a otras como Aspemir, una sociedad limitada cuya administradora única es Ana, la madre de Rafa y que tiene su matriz en Debamina S.L. Todas las empresas le generan importantes ganancias y tienen una cuenta de resultados impoluta.

Teniendo en cuenta la fortuna que posee Nadal, que se estima en más de 340 millones de euros, podría pensarse que quiere disfrutar de una jubilación tranquila en su tierra. Pero no es así, según confesó hace algún tiempo: "Cuando termine de jugar al tenis no creo que me quede en Mallorca tranquilo. Me gusta tener motivaciones y vivir experiencias, y la Academia Rafa Nadal es una parte importante de mi futuro. Está a cinco minutos de mi casa y eso hace que esté completamente implicado, pero no quiero pararme allí. El tenis es parte importante de mi vida, pero hay muchas otras cosas. Soy muy feliz jugando a tenis y también lo voy a ser fuera del tenis viviendo otras cosas", declaró. Palabra de Nadal.







Comentarios 1

#1
11-10-2019 / 16:32
Carmen
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Bien merecida, sin duda.