elEconomista.es

La otra cara de Santiago Abascal: de la pistola en el tobillo al negociazo de su mujer influencer

10/10/2019 - 22:00

El líder del Vox se ha ganado una noche en El Hormiguero de Pablo Motos, donde presentó su mejor cara, tal y como recoge Ecoteuve. Abascal fue este jueves lo más visto de la TV con más de cuatro millones de espectadores y el 25,5% de cuota de pantalla, según informa Atresmedia en un tuit. Es el tercer programa más visto de la historia y el segundo con mejor share en 14 años de historia del programa.

Este diputado, que vuelve locas a algunas personas y despierta rechazo en otras, mantiene al margen de su papel político una imagen pública de hombre musculado, y en las redes le llaman "empotrador". Él está loco por su segunda mujer, la influencer Lidia BedmanSantiago Abascal llevaba pistola, ahora no porque va con protección y las llevan sus guardaespaldas. La tiene en casa pero no para protegerse de sus fans sino para proteger a sus hijos, dice.

Si esposa es buena consejera en cuestiones de imagen y seguro que tiene que ver con el aspecto que vemos en el parlamentario ultraconservador, porque Lidia Bedman es influencer (151.000 seguidores en Instagram) y en eso del postureo sabe moverse. Con ella tiene dos hijos que se suman a los dos mayores del parlamentario, fruto del matrimonio civil que contrajo en 2002 y que se rompió en 2012. 

A Abascal le persigue el mito de que lleva siempre consigo en el tobillo una Smith&Wesson. Pero no es verdad: el propio Abascal dice que ya no la lleva, aunque la tiene en casa, dice que para proteger a sus hijos. Antes sí la portaba: "Voy siempre armado con una Smith & Wesson. Al principio para proteger a mi padre de ETA; ahora, a mis hijos", declaraba hace tiempo. Nieto de un alcalde de la época franquista, no solo es amante de las armas, porque tiene licencia, sino que reivindica un cambio en la ley para que todos puedan tener en casa la suya.

La Primera Dama de uno de los partidos más polémicos del abanico nacional no se mojaba con ideologías hasta la semana pasada, en precampaña. La it girl se saltó esta norma no escrita el pasado 6 de octubre, durante el mitín que ofreció Vox en el Palacio de Vistalegre de Madrid. Bedman se trasladó allí junto a su esposo y sus dos hijos y, por primera vez, mostró su apoyo a la formación liderada por Abascal en Instagram. Lo hizo a través de una fotografía en la que aparece Jimena, su hija mayor, agitando dos banderas: la de España y la de Vox.

Bajo la instantánea, Lidia escribe: "España siempre". La niña aparece con el rostro tapado por un corazón, mientras que a su lado se aprecia la figura de Abascal consultando el teléfono móvil.

Lea también - El verano del amor de Santiago Abascal y Lidia Bedman: de Irlanda a Cádiz

Tras esta breve incursión política, Bedman volvió a su faceta de influencer y compartió otra nueva imagen en la que desvelaba a sus seguidores dónde compró los zapatos que llevaba la pequeña.

Pero Bedman está más por el negocio: y no le va nada mal con esa estrategia porque cobra 500 euros por foto y hasta 1.300 por post. Según la directora de la agencia Influgency, Arantxa Pérez, a Lidia Bedman le sale muy rentable el negocio en las redes: "Por los seguidores que tiene podría pedir por compartir una foto unos 600 euros y por un vídeo o una publicación en su blog, con 5 fotos y palabras SEO, podría cobrar 1.300 euros. Si dijera 'Soy la mujer de Santiago Abascal' y se la tomara en valor por eso para una marca, la cifra ascendería a lo que ella quisiera pedir; pero no lo hará", explicaba a El Español. "Ella no quiere que la metan en el 'saco' de 'mujer de', el hecho de que sea la esposa de Abascal. Algunas marcas le hacen llegar muchas ofertas por ser la mujer de Abascal y ella declina la colaboración porque no quiere ser vinculada a determinadas ideologías".