elEconomista.es

Dinio destapa el lado oscuro de las drogas y el porno: "Ganaba 12.000 euros por noche y volvía a casa sin nada"

9/10/2019 - 10:49

Han pasado 20 años desde que Dinio saltara a la fama por su relación con Marujita Díaz y ahora es un hombre diferente. Casado con la búlgara Milena Leyva y padre de dos hijos, ha dejado atrás el infierno de las drogas y el mundo de la pornografía: "Me hizo mucho daño, es un mundo de mentira y de trampas. Me arrepentí mucho de haber entrado en él. Mi hijo sufrió bullying por ello, me llamó una vez llorando para contarme que diez niños le habían pegado al descubrir que era mi hijo".

Dinio, que ahora tiene 47 años, afirma que se rodeó de malas compañías cuando entró en el cine para adultos y entró en una espiral peligrosa: "Me gasté todo mi dinero con falsos amigos. Me pagaban 12.000 euros por bolo y si volvía a casa con mil ya era mucho". Ahora, su mujer es la que lleva las cuentas en la casa: "Cuando sale le dejo 20 euros y le quito la tarjeta de crédito". Él afirma que es un hombre nuevo: "Si me metí en eso tenía que tener la fuerza de salir de esa mala vida. No entré en un centro de desintoxicación pero me fui a Galicia tres meses. Antes de entrar en GH me hicieron pruebas de todo, no he vuelto a tocar la droga".

Ver esta publicación en Instagram

Feliz miércoles ???? #playa #verano #love @milenamillon

Una publicación compartida de D I N I O ???? (@diniogarciaoficial) el

Lea también: María Lapiedra: "Dinio se drogaba mucho y quiso comerse a mi gato"

Una de aquellas amistades fue María Lapiedra, quien afirmó hace unos días que Dinio quiso comerse a su gato estando drogado. Él lo ha desmentido en Lecturas: "Mentira, yo amo a los animales. Además, en Cuba nadie come gatos. Tampoco es verdad que yo la metiera en el mundo del porno".

Dinio ha sido el tercer expulsado de la última edición de Gran Hermano VIP y, aunque se postula para la repesca y está deseando regresar a Guadalix, ahora disfruta de su hijo de cuatro meses, Dian: "Es muy deseado, no me despego de él. Tengo malformaciones en los espermatozoides y mi mujer, estando bien, tuvo que someterse a dos ciclos de in-vitro. Nos costó 22 meses tenerlo con nosotros". El cubano ha cumplido su sueño de tener una familia numerosa: "Tengo un hijo de 15 años y siempre he sido un buen padre. Milena tiene un hijo de 7 y le he dado mis apellidos y disciplina, que no tenía".







Comentarios 0