elEconomista.es

Ana Botín recuerda el día que su padre la despidió del Banco de Santander

8/10/2019 - 18:38

Un reportaje sobre la actual presidenta del Banco de Santander, publicado hace 20 años, obligó a que Emilio Botín sacrificara a su hija, Ana Patricia Botín.

Llevaba ya por entonces una década trabajando para la entidad financiera e incluso se barajaba su nombre como sucesora de Emilio Botín. Pero la mismísima Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O'Shea fue despedida por su padre. Dos décadas después, ella misma recuerda este episodio en una entrevista con la periodista Maria Bartimoro, presentadora de un programa de la cadena Fox.

Lea también: Ana Patricia Botín se estrena en Instagram con dos fotos de su álbum

Ana Botín ha compartido en sus cuentas de Twitter e Instagram un vídeo en el que, después de un acto en el Club Económico de Nueva York, Bartimoro y ella intercambian sus papeles. Los papeles se cambian y es la financiera quien  entrevista a la periodista.

"Una vez mi padre me pidió que dejara el Santander. Que me fuera. Ese mismo día decidí que volvería, y eso fue una motivación enorme para demostrar que podía conseguir cualquier cosa", dice Ana Botín. "¡Exacto! Cuando ves que alguien intenta hundirte te vuelves más y más fiera", le contesta la presentadora y entrevistada.

Emilio Botín despidió a su hija precisamente después de conceder una entrevista. El 21 de febrero de 1999, El País Semanal publicó un reportaje sobre ella titulado La banquera de hierro. Por entonces se acababa de producir la fusión del Santander con el Banco Central Hispano. En el artículo se alababan las cualidades de a banquera, pero también se recogían de algún modo los rumores sobre la scesión en la entidad financiera: que Ana Botín acabaría asumiendo la presidencia de la fusión, mientras que Ángel Corcóstegui (consejero delegado del Central Hispano en aquel tiempo).

La verdad es que no fue Ana Botín quien declaró nada de eso, y mucho menos sobre que Corcóstegui no pasaría de este puesto. Pero aun así, aquello no sentó especialmente bien en el banco. Sí es cierto que el reportaje se hizo, hasta donde se sabe, con la aquiescencia de Botín, y eso bastó para que su padre tomara la drástica decisión de sacrificarla. Apenas 48 horas después de salir a la luz el reportaje, Ana Botín renunció a todas sus responsabilidades ejecutivas en el nuevo BSCH.

Solo tres años después, en 2002, fue nombrada presidenta de Banesto. Y en 2010 ya dirigía la filial del Santander en Reino Unido. Ya nadie dudaba de que era  la sucesora de su padre. La BBC llegó a situarla como la tercera mujer más poderosa del Reino Unido. La número 2 era Theresa May, por entonces ministra de Interior, y la primera, la mismísima reina Isabel II, quien condecoraría a Botín en 2015 con las insignias de la Orden del Imperio Británico. El mismo día del fallecimiento de su padre en 2014, fue nombrada presidenta del Santander. El 4o por ciento del consejo de administración de la entidad son mujeres.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.