Actualidad

Isabel Jiménez niega que su firma de moda junto a Sara Carbonero vaya mal

La periodista Isabel Jiménez, que vive con plena felicidad la maternidad después de dar a luz a su hijo Hugo, habla del estado de salud de su amiga y socia amiga Sara Carbonero, de quien dice que está estupendamente y recuperándose de su enfermedad.

Isabel, confesó durante una presentación que a sus 37 años está estupenda porque se cuida: "He comido siempre muy bien. He tenido muy buenos hábitos, soy más de salados que de dulces", dijo. "También hago deporte, como Pilates, que llevo toda la vida haciéndolo y el cuerpo tiene memoria", cuenta la presentadora de Informativos Telecinco. "El secreto es haber hecho ballet y llevar haciendo diez años en Pilates de máquinas, el cuerpo se queda muy compacto, no engordas tanto porque estás activa", aclara la socia de Sara Carbonero.

Preguntada por cómo se encuentra su amiga, Isabel asegura que "está recuperándose", y comfiesa que la echa de menos "porque ya está en Oporto con los peques que han empezado el cole", desvela. "Me he acostumbrado a verla mucho y ahora nos vemos menos. Va muy bien. Está guapísima y estoy muy orgullosa de ella, muy bien", comenta.

La periodista también contestó a preguntas sobre los rumores que dicen que Slow Love, la empresa que posee junto a la mujer de Íker Casillas, no va del todo bien. "Hemos apostado por una marca de bebés también, nosotras tenemos nuestro trabajo, es un proyecto, una inversión, queremos ir creciendo y los expertos te dicen cómo hacer las cosas, no nos preocupa. Ya estamos acostumbrados a estos titulares. Está funcionando muy bien, nos preocupa cero", desmienta la presentadora. Sobre la posibilidad de ampliar la familia y darle un hermanito a Hugo, Isabel dice que no le gustaría dejarle solo "porque no somos de hijo único ninguno de los dos", pero al mismo tiempo, pero explica que todavía necesita "un tiempo para disfrutar" de su bebé. 

Recordemos que hace algo más de un mes, El Español publicó que la empresa que montaron Sara Carbonero y su socia Isabel Jiménez no levanta cabeza. Fundada hace ya cuatro años junto a su amiga, Slow Love está dedicada a la venta de ropa y complementos, pero el citado medio aseguraba que no consiguen hacerla rentable a pesar de las promociones y el impulso publicitario de contar con dos propietarias tan famosas y con tanto poderío mediático.

Pero los números rojos  acompañan desde sus inicios a la empresa y el cierre del ejercicio 2018 no ha mejorado la situación. Los informes, que se presentaron hace unos días, reflejaban unas pérdidas de 80.000 euros, 50.000 más que en el año anterior.

Lea también: Iker Casillas y Sara Carbonero: la verdad sobre su situación tras el infarto y el tumor

Ver esta publicación en Instagram

???????????

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Las ventas de sus productos solo han facturado 494.000 euros, 100.000 menos que en 2017, y no es una cantidad suficiente para afrontar los gastos que genera. Con estos números, su patrimonio también ha caído: refleja una cifra negativa de 90.000 euros, es decir, que la empresa debe más de lo que tiene. Además, según El Español, Slow Love tiene un crédito a corto plazo con un banco que asciende a 104.700 euros, y deudas contraídas con proveedores y otras cuentas a pagar que suman 150.000 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin