Actualidad

Harry demanda a la prensa: "Perdí a mi madre y ahora veo a Meghan como víctima"

El Príncipe Harry y Meghan Markle anuncian medidas legales contra un tabloide británico y en un comunicado el  el duque de Sussex explica que considera que los ataques de la prensa a su mujer son continuos e injustificados.

Se refiere el duque de Sussex al tabloide Mail on Sunday y su grupo editorial, en concreto a lo publicado en su página web. Pero el mensaje sin duda es un avisdo a navegantes contra el resto de la prensa amarilla. El hijo menor de la princesa Diana se refiere en su comunicado al "uso indebido de información privada, la infracción de los derechos de autor y la violación de la Ley de Protección de Datos de 2018". Habla el nieto de la reina Isabel II de la publicación de una carta privada, la que Meghan escribió a su padre, Thomas Markle, y que este periódico difundió.

Lea también: Meghan Markle y el Príncipe Harry limpian su imagen durante su gira por África

Harry asegura que la defensa jurídica la pagan de su bolsillo y anticipa que, de ganar, la cantidad obtenida como indemnización será donada a una organización contra el bullying, del que él mismo fue victima en su época colegial precisamente por la publicación de unas imágenes de su madre en las que se le veía el pecho y que desataron las burlas de algunos de sus compañeros.

La demanda se ha conocido este martes, por decisión de los duques de Sussex, a pocas horas de que concluya su viaje por África, pero fue interpuesta hace meses.

Harry ya protegió a Meghan cuando aún eran novios. El príncipe mandó un comunicado para llamar la atención de los medios por "una ola de abusos y acoso". Y señaló que Meghan había sido víctima de "una calumnia en la primera página de un periódico nacional", en una información cargada sexismo y racismo.

El trágico antecedente de Diana de Gales

Recordemos que el acoso del que fue víctima la princesa Diana, fallecida el 31 de agosto de 1997 cuando era perseguida por paparazzi, en el túnel del Alma de París, marcó a sus hijos. Tanto Guillermo como Harry fueron testigos del calvario sufrido por su madre no solo por las persecuciones de los fotógrafos, sino por los constantes rumores y medias verdades de los tabloides británicos, especialmente cuando vivía su romance con el millonario Dodi Al-Fayed, que falleció en el mismo accidente porque iba junto a ella en el coche.

El topless de Kate Middleton

No es harry el único miembro de la Familia Real británica que se inicia acciones legales contra la prensa. Al margen de largo proceso a raíz del accidente que acabó con la vida de Diana, Kate Middleton denunció al semanario francés Closer por fotografiarla en topless cuando descansaba en una propiedad privada en Francia junto a su marido. Los duques le reclamaron al semanario cinco millones de euros y la justicia francesa retiró de los quioscos la revista, a instancias del matrimonio, aunque no impidió que las imágenes fueran publicadas en otros países. Guillermo publicó entonces una carta dirigida a su madre, recordando el acoso sufrido por ella. En 2018 el Tribunal de Apelación de Versalles confirmó la pena: una indemnización de 100.000 euros. Antes, cuando se conoció el romance del ahora duque de Cambridge, hacia 2005, decenas de fotógrafos la seguían a todas partes y Guillermo, consciente de esta situación, decidió junto al padre de Catalina denunciar las intromisiones en la privada privada de Kate ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos.

El comunicado de Harry

Como pareja, creemos en la libertad de los medios y en la difusión de información objetiva y veraz. La consideramos una piedra angular de la democracia y en el estado actual del mundo, a todos los niveles, nunca hemos necesitado más medios responsables.

Desafortunadamente, mi esposa se ha convertido en una de las últimas víctimas de la prensa sensacionalista británica, que realiza campañas contra personas sin tener en cuenta en las consecuencias: una campaña despiadada que se intensificó el año pasado, durante todo el embarazo y mientras se encontraba criando a nuestro hijo recién nacido.

Esta propaganda implacable tiene un coste humano, especialmente cuando es deliberadamente falsa y maliciosa, y aunque hemos querido parecer valientes, no puedo describir siquiera lo doloroso que ha sido.  Porque en la era digital actual, las informaciones de la prensa se replican en todo el mundo y se dan como ciertas.

Hasta ahora no hemos podido rectificar las tergiversaciones continuas, hecho del que estos medios de comunicación concretos han sido conscientes y, que han estallado a diario.

Por esta razón estamos llevando a cabo acciones legales, un proceso que lleva muchos meses en marcha. La cobertura positiva de la semana pasada de estas mismas publicaciones expone el doble rasero de este tipo de prensa concreto, que ha vilipendiado (a Meghan) casi a diario durante los últimos nueve meses; han fabricado mentira tras mentira a su costa simplemente porque no ha comparecido en público durante el permiso de maternidad. Es la misma mujer que era hace un año, el día de nuestra boda, como es la misma mujer que se ha visto en esta gira por África.

Para estos medios concretos, este es un juego que no estamos dispuestos a jugar en ningún momento. He sido testigo silencioso de su sufrimiento privado durante demasiado tiempo. Retroceder y no hacer nada sería contrario a todo lo que creemos.

Esta acción legal a título personal va contra de un incidente que responde a un patrón de comportamiento largo e inquietante por parte de los medios sensacionalistas británicos. El contenido de una carta privada se publicó ilegalmente de manera intencionada y destructiva para manipularle a usted, al lector, y promover un plan destructivo desde el grupo de medios en cuestión. Además de la publicación ilegal de este documento privado, deliberadamente, engañaron al omitir estratégicamente párrafos escogidos, frases específicas e incluso palabras concretas para enmascarar los embustes que han cometido durante más de un año.

Llega un momento en que lo único que hay que hacer es hacer frente a este comportamiento, porque destruye a las personas y destruye vidas. En pocas palabras, es la intimidación lo que asusta y silencia a las personas. Todos sabemos que esto no es aceptable, a ningún nivel. No creeremos y no podemos creer en un mundo donde esto pueda hacerse con impunidad.

Aunque esta demanda puede no ser ganada es la forma correcta. Porque mi mayor miedo es que la historia se repita. He visto lo que sucede cuando alguien que amo se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no son tratados o vistos como una verdadera persona. Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas.

Agradecemos al público por su continuo apoyo. Les apreciamos aunque no lo parezca, realmente les necesitamos.

Lea también - Archie debuta: así ha sido el primer acto oficial del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry

Lea tambiénEl beso entre Meghan Markle y el príncipe Harry da la vuelta al mundo

Lea también - El look sahariano de Meghan Markle: con velo y mocasines

Informalia ya adelantó la demanda

El pasado mes de marzo ya adelantamos que la duquesa de Sussex iba a demandar. La publicación de la carta que envió a su padre, Thomas Markle, fue la gota que colmó el vaso de su paciencia y harta de que los medios se entrometieran en su privacidad, Meghan Markle advirtió que demandaba a The Mail on Sunday.

El citado medio publicó hace a principios de años una carta escrita del puño y letra de Meghan Markle en la que ésta pedía a su padre que dejara de hacerle daño públicamente: "Papi, es muy a mi pesar que escribo esto, sin entender por qué has elegido tomar este camino e ignorando el dolor que estás causando", rezaba la misiva. "Tus acciones me han roto el corazón en mil pedazos. No sólo porque te has inventado un dolor injustificado e innecesario, sino porque tomaste la decisión de no decir la verdad".

La esposa del príncipe Harry considera que se quebrantó su derecho a la intimidad y también a la propiedad intelectual, ya que aunque fue su padre quien facilitó la carta al diario, ella es la autora de la misma y por tanto debía haberla publicado sin su permiso.

El enfado de Markle contra The Mail on Sunday no es el único por parte de la Casa Real británica. La reina Isabel II también se mostró en su día muy molesta con el diario, que publicó unas fotos de Su Majestad cazando faisanes durante sus vacaciones privadas en Sandringham.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

DIANA FU RCIA
A Favor
En Contra

¿LE HAN DICHO YA A ESTE BASTARDO QUIEN SU VERDADERO PADRE?

Puntuación -1
#1