elEconomista.es

Meghan Markle y el Príncipe Harry limpian su imagen durante su gira por África

1/10/2019 - 12:18

Los duques de Sussex han aprovechado su gira por África para limpiar su imagen. Ambos han mostrado un estilo de vida más modesto y han dejado de lado algunas excentricidades, como los carísimos vestidos que Meghan Markle lució durante su primera gira por Australia. No obstante, a los duques les siguen cuestionando otros aspectos.

Y es que Meghan y el Príncipe Harry han sido muy criticados por sus elevados gastos. No solo se han desplazado durante sus vacaciones en jet privado, sino que han destinado hasta alrededor de 3 millones de euros en reformar su mansión de Formage Cottage. A estos se suman los 7 millones que han empleado en seguridad y los caros gustos de Meghan a la hora de vestir.

Lea también - Archie debuta: así ha sido el primer acto oficial del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry

Por ello, la que fuera actriz de Suits optó por un vestido de tan solo 60 euros para aterrizar en el continente africano. Además, dejó en su armario las galas más caras y recicló algún que otro vestido de los que lució durante sus meses de embarazo. Pero Meghan no solo intentó lavar su imagen con estos modelitos, sino que también se decantó por no lucir el anillo de compromiso que le regaló Harry, valorado en nada más y nada menos que 130.000 euros.

En en el último acto de Meghan, que ha tenido lugar durante la mañana de este martes, Markle ha optado por otro atuendo muy asequible, valorado en 95 libras (107 euros), según Hello Magazine. Lo ha lucido durante su visita a Johannesburgo, donde ha sido recibida por multitud de estudiantes que coreaban al unísono su nombre.

Lea tambiénEl beso entre Meghan Markle y el príncipe Harry da la vuelta al mundo

En esta visita, Markle ha participado en una mesa redonda con algunos estudiantes pertenecientes a la Asociación de Universidades de la Commonwealth, de la que ella misma es presidenta, para discutir sobre los problemas que tienen las niñas sudafricanas a la hora de acceder a la educación. También se han tratado otros temas, como la igualdad y la violencia de género. 

Meghan y Harry también fueron muy criticados por mantener en secreto los detalles del bautizo del pequeño Archie y por no mostrarlo en público tanto y como les gustaría a los británicos. En su visita a Sudáfrica, en cambio, le llevaron a su primer acto oficial, la visita al arzobispo Desmond Tutu.

Lea también - El look sahariano de Meghan Markle: con velo y mocasines

Para este lavado de imagen, los duques de Sussex cuentan con la ayuda de prestigiosos profesionales, como la ex asesora de Hillary Clinton, Sara Latham. Esta misma lidió con el escándalo de Mónica Lewinsky y ha sido la encargada de intentar ocultar algunos escándalos de Meghan y Harry, como las costosas reformas en su vivienda y sus lujosos viajes en avión privado. Según Daily Mail, también cuentan con la ayuda de la consultura Sunshine Sachs, que ya ha representado a otras celebridades como Harvey Weinstein, Naomi Campbell o Leonardo DiCaprio.







Comentarios 0