elEconomista.es

Penélope Cruz deslumbra de blanco y con escotazo en San Sebastián

27/09/2019 - 16:56

De blanco resplandeciente, con la sensualidad por bandera y luciendo una sonrisa de oreja a oreja. Así se ha presentado ante los medios Penélope Cruz en la mañana de este viernes en San Sebastián. La actriz ha apostado por un impresionante conjunto formado por un traje de chaqueta y un corsé con escote de corazón, todo ello de la firma Chanel, de la que es imagen.

La chica Almodóvar por excelencia recogerá este viernes por la noche el Premio Donostia, galardón que reconoce su exitosa carrera en el mundo del cine. El Festival de San Sebastián homenajeará así a su gran estrella.

Antes de hacerse con el preciado reconocimiento, Penélope ha repasado su carrera en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Kursaal: "Era prácticamente una niña cuando empecé; a los 15 ya estaba haciendo algunos trabajos. A los cuatro o cinco años jugaba a interpretar. Me gustaba estar sola y buscaba ser diferentes personas, lo que me hacía sentir mucha libertad. No era un escape, sino que era una forma de conocerme a mí misma. En mi primer rodaje, Jamón Jamón, el último día yo me hundí, porque pensaba que iba ser la primera vez y la última, y yo me sentía en mi salsa", ha recordado.

Lea también - Penélope Cruz, aclamada en San Sebastián: así fue la llegada de la gran estrella española

Cruz tiene claro que su familia ha sido vital en su camino hacia el éxito: "Mi familia me ha apoyado desde el principio (...) A pesar de que nosotros no teníamos ningún referente cerca, nadie que fuese actor o se dedicase al arte. Eso sí, mis padres me dijeron que tuviera un plan B, porque no conocían a nadie que lo hubiese conseguido. Y les agradezco que no se rieran de mí", ha contado.

Si hubo un año crucial en su carrera ese fue 1992, cuando protagonizó Belle Epoque, dirigida por Fernando Trueba, y Jamón Jamón, de Bigas Luna. De ambos se ha acordado la actriz: "A Bigas se le echa de menos en días como hoy, porque nos dio la primera oportunidad tanto a Javier como a mí. Con Fernando tengo muy buena relación y es una persona muy importante en mi vida". Eso sí, el director de su vida es sin duda Pedro Almodóvar: "Con Pedro tengo una unión muy especial, desde el día que lo conocí, y que va creciendo. Prácticamente nos leemos la mente. No nos podemos engañar".

Seis años después, dio el salto al panorama internacional con Hi-Lo Country, cinta en la que compartió reparto con Woody Harrelson y Patricia Arquette. "Mi historia nunca fue la de coger la maleta, un billete sin vuelta e ir a probar suerte. Yo estaba rodando e hice una prueba para Stephen Frears, me cogí y fui con billete de ida y vuelta. Durante los primeros 5 años estaba yendo y viniendo, lo que me hacía sentir segura. Además, siempre quise seguir trabajando en Europa, no sólo en España, sino también en Italia y Francia. No quería perder lo que había construido aquí", explica.

Tras varias importantes producciones internacionales, llegó a su vida Woody Alen y su 'Vicky Cristina Barcelona', la película que la llevó a conseguir su primer y, de momento, único Oscar a Mejor actriz de reparto. Desde entonces, alterna sus trabajos entre Estados Unidos, España y otros países de Europa: "Paso bastante más tiempo aquí que en Hollywood. Ahora sólo voy cuando trabajo o cuando tengo varias reuniones seguidas. Hubo una época que viví más tiempo allí, pero es algo del pasado. Ahora que soy madre es mi prioridad".

Ella tiene por seguro que ser actriz le ha hecho descubrir su verdadera personalidad: "Gracias a mi trabajo he descubierto muchas cosas sobre mí; cualquier trabajo te enseña cosas, pero nosotros somos nuestra propia herramienta. Y te permite investigar sobre lo que nos mueve, lo que nos motiva, lo que nos hace ser cada uno", ha declarado.

Asimismo, le ha permitido conocer a gente maravillosa: "En estos treinta años he tenido mucha suerte con los directores con los que he trabajado, las actrices, los actores. Muchos se han convertido en amigos, como Goya Toledo o Salma Hayek o ahora Edgar Ramírez, que es mucho más que un buen compañero de trabajo", ha dicho con orgullo.

Por último, la actriz ha agradecido al Festival el Premio y ha aprovechado para bromear: "Yo, que soy como de película de Almodóvar, pienso que eso quiere decir que me va a ocurrir algo malo", ha sentenciado.







Comentarios 0