elEconomista.es

Guti y Romina Belluscio contra Zidane y Mourinho: ¿pero qué invento es esto?

22/09/2019 - 12:11

La cabeza de Zidane pendía de un hilo tras el batacazo de París ante el PSG, pero el Madrid despejó las dudas de un plumazo con su seria victoria en Sevilla de este domingo. Por el momento, el técnico francés resiste los envites y parece agigantarse ante los primeros rumores de una vuelta de Mourinho. No obstante, la partida no ha terminado ni mucho menos y los próximos resultados marcarán el futuro de Zizou, pero también de Mou, e incluso de Guti y Romina Belluscio.

Y es que los medios ya han puesto nombres a los candidatos para sustituir a Zidane en caso de fracaso. Se habla entre otros del regreso de Mourinho pero hay un tapado llamado José María Gutiérrez Hernández, más conocido como Guti, que podría entrar en la tómbola, aunque a lo mejor no de primer entrenador.

Lea también: Arantxa de Benito dice que Guti era más activo en la cama con ella cuando conoció a Romina Bellusccio

Varios aspectos de su vida personal así lo indican: el de Torrejón iba a partir para Grecia hace algunas semanas, donde le habían ofrecido entrenar, y alguien le llamó y le dijo: "Quédate en Madrid", como la canción de Mecano. El mediapunta hizo caso cuando le dijeron, sin un papel de por medio, que Florentino le tenía en sus oraciones.

Ver esta publicación en Instagram

LoVe .....????

Una publicación compartida de Romina Belluscio ???????? & ???????? (@rominabelluscio1) el

Lo cierto es que coincidiendo con todo lo anterior, la mujer del futbolista empezó a buscarse trabajo en la capital de España. De hecho, la argentina Romina Bellusccio lo encontró y ahora ejerce de tertuliana en Espejo Público junto a Susanna Griso en Antena 3.

Lea también: Arantxa de Benito muestra su lado más sexy con encaje y transparencias 

Por cierto, que la primera mujer de Guti, Arantxa de Benito, se ha apuntado a la fiesta y, aprovechando que el nombre del padre de sus hijos sube como un soufflé de queso en los medios, ha hecho caja este sábado yendo a contar a Sálvame lindezas como que Guti era más activo con ella cuando empezó a ver a Romina. Ahí es nada.

De la cama al campo de fútbol

Pero salgamos de la cama y vayamos al césped: los culés, no están para tirar cohetes porque el Barça no juega ni a la taba, como se pudo ver este sábado en Granada, donde perdieron 2-0. Los colchoneros empataron en Liga ante el Celta, pero remontaron con grandeza un 0-2 ante la Juventus. Por debajo de todos ellos aparecía un Madrid que, antes de vencer en Sevilla, cayó con estrépito en el Parque de los Príncipes (3-0) frente el PSG. ¿Qué hizo Guti? Poner este tuit: 

A buen entrenador, pocas palabras... Es evidente que Guti está con escopeta cargada.  Pero tendrá que esperar. Tras la tragedia del club blanco en París, el equipo de Zidane se redimió con una victoria balsámica a orillas del Guadalquivir. De momento, Florentino aguantará a Zizou, aunque no se sabe por cuánto tiempo.

Ver esta publicación en Instagram

Lo mejor de la carta...mis vistas ..??????

Una publicación compartida de Romina Belluscio ???????? & ???????? (@rominabelluscio1) el

La gran boda griega de Guti, anulada

Estaba negociando Guti con el Aris Salónica y un amigo le hizo un guiño: "No te precipites en firmar que igual te llama el Madrid". Todavía no se habían estrellado en París los de Zidane. Mientras tanto, Guti y Romina Belluscio decidieron que iban a vivir definitivamente en la capital de España, tras el periplo en Estambul, donde el ex futbolista estuvo unos meses en el Besiktas como segundo entrenador. Pero esta vez dijo que la oferta griega no convencía. 

Lea también: Arantxa de Benito arremete contra Romina Belluscio: "Es poco elegante"

Si hubiera despido de Zidane, si resultara difícil la tarea de conseguir un relevo para el banquillo blanco, mejor estar en Madrid que en cualquier otra parte del mundo. Por si acaso.

Pero va a resultar complicado que el sueño de Guti, entrenar algún día al Real Madrid, se cumpla. El marido de Romina no tiene pelos en la lengua y durante su exitosa aventura como entrenador del Juvenil A madridista dejó caer que esperaba ascender, que para eso había presentado credenciales. Posiblemente se había fijado como meta volante el Castilla, pero Raúl se le adelantó. Entendió entonces que su tiempo en Valdebebas se había agotado y aceptó la oferta turca, consumida en un pispás.

El caso es que mientras Guti sueña con el banquillo madridista, en las alturas se está cociendo el despido de Zidane, o al menos eso parecía antes del triunfo en el Pizjuán. El técnico francés sigue callando bocas, entre ellas la de Gullit, mítico ex futbolista del Milán, que cargó contra él hace unos días: "No entiendo por qué regresó Zidane al Madrid. Sé una leyenda y no vuelvas. No vas a poder repetir lo que has hecho y tienes que reconstruir el equipo. Quieres jugadores por los que te piden 150 millones y no puedes deshacerte de James y de Bale porque al precio que los venden no los quieren".

Zidane no tenía que haber venido

Para muchos hay una conclusión clara: Zidane no tenía que haber venido. Cogió un equipo deprimido y todavía no ha encontrado el camino a seguir. Los toques de atención veraniegos, como aquel doloroso 7-3 del Atlético, no supusieron cambio alguno de planes en la cúpula del Madrid, que continuó con la hoja de ruta establecida: fichar lo que se pueda sin hacer locuras (aunque se ha gastado más de 300 millones), no malvender jugadores y no traspasarlos al enemigo, caso de James y el Atlético. A una semana del cierre del mercado, Florentino Pérez le dijo a Zidane: "Utiliza a Bale y a James que son muy buenos".

Zidane pensaba que antes de regresar de la gira americana Bale ya estaría fuera del club y James, más o menos lo mismo. Se los está comiendo con patatas, aunque, como se vio el miércoles en París y este domingo en Sevilla, son de los poquitos que se salvan en medio del apocalipsis. Así pues, la reconstrucción del equipo, como dice Gullit, se ha atascado y el presidente, poco acostumbrado al fracaso, parece que ha empezado a ver una salida sin comprometer su posición… Se cepilló a Lopetegui, después del estropicio que causó en la Selección, y a continuación a Solari. Vio la salvación en Zizou, le prometió el oro y el moro, le convenció para regresar, a cambio de seis millones netos por cada una de las tres temporadas que firmó, y él se puso de perfil una vez sorteada la crisis con el golpe de efecto en el banquillo.

Pero el Madrid no ha lucido en Liga como debería y el patinazo en Europa es de campeonato. Los traspiés veraniegos dejaron de ser un aviso a navegantes y ahora su cabeza depende de los próximos partidos, en especial del encuentro del próximo sábado ante el Atleti. Hace un par de meses empezó a sonar el nombre de Mourinho en la T4 (oficinas del Bernabéu, bueno, de Valdebebas). Resultaba increíble. Ahora se está convirtiendo en palmaria realidad. Pero, ¿y con Guti de segundo, para que vaya aprendiendo?

Hay un 50% de la afición madridista que detesta a Mou, y un 50% del vestuario madridista, con Sergio Ramos a la cabeza, que preferiría salir pitando del club antes que volver a verse las caras con el entrenador portugués, quien en las últimas temporadas ha ido de fracaso en fracaso hasta terminar en el paro. Donde se encuentra y donde, según parece, le han ido a buscar.

El Madrid venció en Sevilla, pero la partida se sigue jugando. Guti ya no está bien colocado; ascender a Raúl sería muy prematuro, así que repescar a Special One se antoja la solución de urgencia en caso de nuevas debacles. Veremos...







Comentarios 0