elEconomista.es

Camilo Sesto: nuevas acusaciones e interrogantes contra su misterioso administrador

18/09/2019 - 12:43

Cristóbal Hueto es el misterioso administrador de Camilo Sesto al que personas cercanas al cantante fallecido acusan de aislar a su jefe, apartarlo de sus seres queridos y manipularlo. 

Primero fue la madre del hijo del intérprete de Alcoy quien dijo que el administrador "es quien maneja su vida y sus posesiones". Lourdes Ornelas se mostraba dolida el pasado mes de febrero en televisión, con Camilo Sesto enfermo pero aún en este mundo. Dijo que estaba indignada tras el trato "denigrante" que supuestamente Camilín habría recibido cada vez que intentaba contactar con su padre. Pero Camilo Sesto guardó silencio.

Hueto se defendió entonces explicando que estana "muy molesto" con las acusaciones , pero la mexicana que hizo padre a Camilo dijo que el administrador era "la mano que mece la cuna". Lo cierto es que el administrador reconoció que le había ocultado a su jefe todo esto: "A Camilo no he querido decirle nada porque sé que a él le duele y que lo pasa mal. Lourdes fue alguien muy importante en el pasado", dijo entonces. 

Lea también: El lado oculto del hijo y heredero de Camilo Sesto: aseguran que "ha estado en un mundo de adicciones"

Ahora otra persona muy cercana al cantante de Vivir así es morir de amor se suma a Lourdes Arnelas y las otras personas que señalan a Hueto. La periodista Ángela Poetero ha entrevistado a Ángel Martín, una especie de segundo hijo para el cantante de Alcoy. Angelito, como le llamaba Camilo, dice que necesita desahogarse: "Porque tengo una pena y una rabia inmensa", asegura. "Camilo lo ha sido todo para mí. A él le debo lo que soy. Me contagió su pasión por la música, me educó y me cuidó. Mi hermano y yo llegamos a su casa cuando yo tenía ocho años...¡imagínate! Camilo nos pagaba el colegio y nos criamos con él, en su misma casa hasta que, unos años después, construyo otra casita en el jardín para nosotros. Cuando yo tenía dieciséis años no quería estudiar y Camilo me puso a trabajar en la oficina de Manolo Sánchez, su manáger. Así empecé a hacer de todo en la industria musical y acabé de road manager. A él se lo debo todo", dice en La Razón. "Llegué con ocho años y me fui con 26. He estado a su lado durante 50 años, aunque en los últimos tres de su vida le he visto poco, en parte por mi trabajo y también por culpa de Cristóbal", dice. Ángel dice que Cristóbal Hueto echó a Gastón (chofer y jardinero) de repente. Y que Camilo se quedó sólo con una asistenta que iba tres o cuatro horas al día. "El administrador se ha ido quitando de en medio a todo el mundo", repite este persona esencial en la vida de Camilo Sesto. "Se sentía amenazado y por eso se llevó todo el dinero y objetos que valiosos que tenía al sitio más seguro. Si buscaban los maletines con los dólares ya no estaban allí", dice Ángel.

Lea también: Camilo Sesto: sus amores, su hijo y su obsesión por mantener su aspecto joven

También habla de la maltrecha salud del cantante: "Estaba muy castigado con el hígado y el riñón, muy tocado. Hace un año tuvo una recaída del riñón y entonces sí nos avisaron y pudimos estar a su lado, pero esta vez no nos avisaron", dice.

"Ellos debían saber que estaba muy mal y no dijeron nada. Si hubiera podido le hubiera dado mi riñón. Le hubiera dicho: coge el que quieras de los dos porque tu me has dado la vida y no sé cómo pagarte", dice este hombre que fue un hijo casi para Camilo Sesto. Dice que la de Camilo era "una soledad en parte deseada y en parte impuesta por Cristóbal que era quién manejaba su vida", dice señalando al administrador.

"Cristóbal no ha estado tantos años como dice. No lleva 20 años a su lado porque yo me fui con 26 años de la casa pero ahí seguía trabajando gente con la que he mantenido el contacto y él no estaba. Lo que sí te puedo decir que en los últimos años controló todos los aspectos de la vida de Camilo y fue quitando a todos de en medio", remata. Ángel acusa abiertamente al administrador de impedir la entrada o el contacto a mucha gente. Incluido a su hijo. Ángel se encontró con el administrador de Camilo en el velatorio de la SGAE y le dijo esto: "Qué mala suerte, ¿eh?". Y se fue. Cree que Cristóbal Hueto es el que más va a perder con su muerte. "Le van a caer por todos los lados...Está Camilo malísimo y no le manda un pasaje a su hijo para que lo vea. Que justifique a su hijo, no a mí todo lo que ha hecho...ahí lo dejo", dice.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.