elEconomista.es

George Clooney gasta dos millones de dólares al mes en protegerse de los terroristas

18/09/2019 - 11:05

George Clooney y su mujer, la abogada Amal Clooney, gastan la friolera de dos millones de dólares al mes para proteger su seguridad y la de sus mellizos, Alexander y Ella, de dos años. El actor y la abogada reciben amenazas de grupos terroristas después de que Amal Clooney llevara a la corte el primer caso contra el ISIS.

Amal, que es experta en derechos humanos, defendió a la joven yazidí Nadia Murad en los juzgados, tras ser secuestrada y utilizada como esclava sexual por el Estado Islámico. Las amenazas contra los Clooney se intensificaron cuando la abogada interpuso la primera denuncia contra el ISIS en los tribunales franceses. En aquel momento, alegó que la compañía de cemento Lafarge había pagado a los militantes del Estado Islámico para mantener su fábrica activa en el norte de Siria, convirtiéndose de este modo en cómplices directos de la financiación de la banda terrorista. 

Lea tambiénGeorge Clooney, acusado de mantener sexo con la cómplice de Jeffrey Epstein

Tras estas amenazas, el matrimonio reforzó las medidas de seguridad en sus viviendas de Los Ángeles, Inglaterra e Italia, llegándose a gastar hasta dos millones de dólares al mes, según la revista National Enquire. En cada una de las casas han instalado cámaras que graban durante las 24 horas del día y diferentes dispositivos antiincendios y antiatentados. Además, en una de las viviendas disponen de una 'habitación del pánico', es decir, un cuarto de emergencia para refugiarse ante un ataque.

También tienen contratados un servicio de guardias de seguridad que custodian sus pasos. Además, los Clooney mantienen en secreto cada uno de sus planes y su viajes, y ni siquiera sus amigos y familiares conocen los detalles de sus movimientos por el mundo. 

Lea también - George Clooney se pone ciego en Tenerife: papas, cordero y el mejor steak tartar de su vida

Hace unos meses, el actor confesó sus preocupaciones en una entrevista al diario Hollywood Reporter: "Mi esposa está llevando el primer caso contra el ISIS a la Corte y tenemos problemas muy serios de seguridad con los que tenemos que lidiar casi a diario", dijo. Además, se mostró muy consternado por el bienestar de sus mellizos: "No queremos que nuestros hijos sean objetivos, así que tenemos que prestar atención a eso". 

El protagonista de Gravity habló sobre el cambio que ha sufrido su vida y la de su familia en los últimos meses: "Ya no podemos caminar con nuestros hijos por Central Park y lo echo de menos", dijo apenado. A pesar de todo, el intérprete confesó sentirse afortunado: "Tengo una muy buena vida, una mujer preciosa y dos hijos maravillosos".







Comentarios 0