elEconomista.es

Terelu Campos admite que ha orinado en las piscinas y que copiaba de pequeña

15/09/2019 - 12:04

Terelu Campos ha concedido una de sus entrevistas más sinceras a un grupo de niños de entre 8 y 12 años en el programa de Telemadrid Vuelta al cole. La periodista responde a corazón abierto y habla de su situación económica, de las relaciones con su madre, su hermana y su hija, y también del cáncer que superó o de la telebasura.

La periodista de 54 años contó que ella hasta octavo de EGB fue "buenísima" pero que luego se encontró con unas amigas "y me porté bastante mal". Reconoce que copiaba para aprobar. Asegura estar "orgullosísima" de su madre: "Ha hecho todo en televisión e intentado aprender de ella lo más posible. De pequeñita lo que no me gustaba es que yo llegaba del cole y mi mamá estaba trabajando", recuerda. "Mi padre trabajaba en la radio y retransmitía partidos, pero nunca me llevó al fútbol. Cuando llegué a Madrid con 16 años, lo primero que hice fue meterme en el Santiago Bernabéu", cuenta la periodista.

Lea también: Los secretos de Alejandra Rubio, hija de Terelu: del orgasmo al bikinazo

Terelu asegura que no es verdad que se lleve mal con su hermana Carmen: "Somos muy diferentes y cada una tenemos una forma de pensar completamente distinta pero yo quiero mucho a mi hermana y no podría vivir sin ella, aunque la he hecho muchas trastadas", admite.

La hija de María Teresa campos dice que telebasura "es hacer cosas que dañan a los demás", pero defiende que en televisión se puede hablar de todo, desde el respeto y con mucho cariño. Niega estar en la ruina, como se ha dicho, pero recuerda que ha dejado de trabajar "en un programa en el que ganaba un dinero". También ha desvelado que no se lleva el subsidio de desempleo: "No cobro el paro, porque tengo trabajo, sería deshonesto, no tengo un trabajo de todos los días pero tengo trabajo", asegura.

Lea también: Terelu Campos y sus bolsos caros, sus viajes y su lotería: así se funde un gran patrimonio

Sobre cómo le impactó saber que tenía cánce explica que "fue duro" y señala que hizo todo lo que le dijeron los médicos: "Tener confianza en la medicina y en los médicos es muy importante. Ellos me dijeron que iba a ser difícil, pero que me iba a curar".

"Yo sufrí por mí, pero mi hija tenía once años entonces, y lo más importante es que mi hija me viera bien, que no me viera como una enferma, protegerla a ella me ayudaba a mí a esforzarme y sentirme lo menos enferma posible, me levantaba todas las mañana a desayunar  para que ella se fuera bien", recuerda la presentadora.

Lea también: Terelu pone a la venta su casa: así es el impresionante ático de 1,4 millones de euros

"Con mi hija se me cae la baba, es la única que tengo y me ha salido muy bien. Ahora cuando se enfada, me manda el whatsapp y no le digo nada de nada, eso le molesta más y le da vía para que reflexiones. Me enfadó que dejara los estudios, pero ahora va a empezar a estudiar derecho", desvela Terelu.

Terelu admite que es de las personas que alguna vez ha orinado donde no debía: "¿Quién no se ha hecho pis alguna vez en la piscina? Todos alguna vez se nos ha escapado un poquito el pis en la piscina", reconoce.

De sus gustos alimenticios dice que "una buena porra no está nada mal", pero asegura que no es de comer dulce: "Me gusta más lo salado. Sufro más por no comerme un plato de jamón o unos boquerones en vinagre", aclara. 

"Hay veces que me doy mucha pena, digo 'qué malos son los años', pero no se puede pretender estar igual que cuando tenías 20 años. Hay que aceptarse uno mismo y quererse, he aprendido que si no te quieres, es difícil que los demás te quieran. Eso atrae cosas buenas y ser positivo. Yo era tan delgada que fui a un médico para engordar y me dijo: 'Ya vendrá usted para adelgazar'. Me da pena que haya gente que solo vea en ti un cuerpo".







Comentarios 0