elEconomista.es

Manuel Valls y Susana Gallardo se casan: el braguetazo de laboratorio del ex ministro socialista francés

14/09/2019 - 11:44

El concejal barcelonés Manuel Valls le dará el "sí, quiero" este sábado a su novia, la multimillonaria Susana Gallardo, empresaria con gran peso accionarial en laboratorio Almirall y ex mujer de Alberto Palatchi, fundador de Pronovias. Este viernes comenzaron las celebraciones, que durarán tres días en total.

Isabel Preyler y Mario Vargas Llosa han sido los invitados más mediáticos y a quienes los paparazzis han disparado más en la preboda. También se ha visto al dueño de Naturhouse Félix Revuelta o a José Crehueras, de Planeta o Pedro Jota Ramírez.

La bo­da de Ma­nuel Valls (57 años) y Su­sa­na Ga­llar­do (54)  se celebra en la fin­ca ru­ral de ca­si 10 hec­tá­reas que la em­pre­sa­ria ca­ta­la­na po­see en Bi­ni­da­lí (Me­nor­ca). El ex primer ministro galo y la ex mujer del fundador de Pronovias se da­n el sí, quie­ro tres años después de que ella se separara de Alberto Palatchi y él dejara su última relación conocida en Francia.

El exquisito, reputado y carísimo wedding planner To­ni Se­guí les ha organizado el enlace. Este "crea­dor de es­pa­cios", como se define a sí mismo, ha sido el artífice de bodas de cuento al alcance de muy pocos, como la de de Sh­ris­ti Mit­tal, la so­bri­na de Laksh­mi Mit­tal, el rey del acero y hom­bre más ri­co de la In­dia. Ce­le­bra­da en 2013, la bo­da de Shis­tri con Gul­raj Behl pa­ra­li­zó Bar­ce­lo­na y la pro­pia fa­mi­lia Mit­tal se en­car­gó de co­mu­ni­carsese con el Ayun­ta­mien­to pa­ra los ope­ra­ti­vos de se­gu­ri­dad.

El en­la­ce Ga­llar­do-Valls no solo será seguido con lupa en Barcelona y toda España: los medios franceses tienen un ojo puesto en la nueva boda del que fuera número 2 de Françoise Hollande cuando le hizo presidente de uno de sus gobiernos socialistas.

La principal accionista de laboratorios Almirall y novia a punto de casarse confía en Seguí porque con an­te­rio­ri­dad le organizó la boda de Ga­brie­la, la pri­mo­gé­ni­ta de Su­sa­na Ga­llar­do y Al­ber­to Pa­lat­chi, ex­pre­si­den­te de Pro­no­vias, con el em­pre­sa­rio tur­co Ediz El­ha­def, que tu­vo lu­gar en ju­lio de 2016 en Puig­cer­dà (Ge­ro­na).

Este wed­ding plan­ner de lujo cuenta entre sus virtudes con el respeto a la confidencialidad de sus clientes tanto an­tes co­mo des­pués de la ce­re­mo­nia: toma todas las pre­cau­cio­nes en ma­te­ria de se­gu­ri­dad y controla los mó­vi­les de los in­vi­ta­dos pa­ra que no se fil­tre nin­gu­na ima­gen.

No obstante sí se ha filtrado que este viernes Valls y Ga­llar­do aga­sa­ja­ron a sus invitados con una ce­na en las Bo­de­gas Bi­ni­fa­det, si­tua­das en una zo­na ru­ral del tér­mino mu­ni­ci­pal de Sant Lluís. Y tras el en­la­ce de hoy en Bi­ni­da­lí (Mahón), los fes­te­jos se ce­rra­rán con un al­muer­zo in­for­mal en el Club Náu­ti­co de Bi­ni­sa­fua.

Lea también: Manuel Valls y Susana Gallardo pasean su amor por Madrid

Manuel y Susana se conocieron hace algo más de un año, durante unas vacaciones en Menorca. Lo suyo fue un flechazo y viajaron juntos a Marbella unos días después, donde comenzaron a circular las primeras fotografías de ambos en actitud cariñosa. Nunca han escondido su relación y es evidente que se trataba de algo más que un romance pasajero.

Este es el tercer matrimonio para Valls, de 56 años, que estuvo casado con la maestra francesa Nathalie Soulié (madre de sus cuatro hijos) y con la violinista también de origen galo Anne Gravoin. Por su parte, Gallardo, de 54, se divorció hace dos años de Albert Palatchi, ex dueño de Pronovias y padre de sus tres hijos.

Susana Gallardo acompañó a menudo a su prometido en su campaña por la alcaldía de Barcelona, con lo cual se puede decir que en esta relación que ha acabado en boda caben amor, dinero y política, ingredientes que, juntos, pueden afear la imagen de un concejal del ayuntamiento de Barcelona limpio, honesto y respetable, como dicen que es en las distancias cortas el francés.

Hubo escépticos y descreídos que se apresuraron a contar que el primer ministro francés estaba de tournée entre Menorca y Marbella buscando dinero para financiar su futuro político, mientras que otros creyeron desde el principio en que había caído rendido ante los encantos (no materiales) de la multimillonaria Susana Garllardo.

El verano de 2018, cuando aún no se había formalizado siquiera la candidatura de Valls a la alcaldía de la Ciudad Condal, la accionista mayoritaria de los Laboratorios Almirall y Manuel Valls (nacido en Barcelona y educado en Francia), ya habían sido vistos en Menorca, donde ella tiene una de las mejores casas de la isla. Y también habían paseado por Marbella. El ex ministro socialista de Hollande y la empresaria comieron en el restaurante El Ancla, del que también son fans personajes tan conocidos como Paula Echevarría y Miguel Torres, Aznar y Ana Botella o Cospedal y su marido. A Manuel y a Susana les acompañaban entonces Luisa y Félix Revuelta (Naturhouse), verdaderos cómplices de este romance que culmina este 14 de septiembre con una boda a la que no irán, por cierto, Albert Rivera y la cantante Malú después de las notorias y cacareadas discrepancias de Valls con el líder naranja.

Lea tambiénManuel Valls niega que Albert Rivera y Malú estén invitados a su boda

Lea tambiénManuel Valls, desatado con su novia y Carla Bruni en la fiesta de Naturhouse

(arriba, la violinista Anne Gravoin y Valls junto a Felipe y Letizia, en una imagen de archivo.).

No obstante, y aunque el amor es ciego, hay que recordar que Manule Valls es muy enamoradizo, y que ha cambiado más veces de mujer que de opción política.

Si nos asomamos al otro lado de los Pirineos, tenemos a la diputada francesa Olivia Grégoire, tercera compañera sentimental de Manuel Valls, tras dos matrimonios fallidos. Dicen que se enteró por la prensa de que Manuel estaba con otra y esa otra es ahora la señora de Valls.

El ex primer ministro anunció su ruptura con su segunda esposa, Anne Gravoin, en abril de 2018, luego se comprometió públicamente con Gregoire, y cuatro meses más tarde protagonizaba una gira por España junto a la persona que ahora es su esposa. Susana Gallardo es inmensamente rica y además de amor, del que nadie duda, puede prestarle mucho apoyo empresarial. Las fotos de Valls y Gallardo en Menorca o Marbella despertaron en París todo tipo de comentarios.

La ex de Manuel Valls, Olivia Grégoire (40 años), es una diputada influyente del partido de Emmanuel Macron. Valls, que cumplió 57 años el pasado día 13 de mayo, tiene cuatro hijos de su primera esposa (Nathalie Soulié), que residen en París. Allí vive y trabaja también su segunda esposa, la violinista Anne Gravoin, a la que abandonó para anunciar en horas su relación con Olivia Grégoire, antes de comprometerse con Susana Galardo.

Mientras, el ex marido de Gallardo, Alberto Palatchi (Pronovias), ha encontrado al nuevo amor de su vida en Zita Serrrano-Súñer, prima de Carmen Martínez-Bordiú y el resto de sus hermanos, nieta del que fue cuñado y ministro de Asuntos Exteriores de Franco, Ramón Serrano Súñer, hasta que su relación adúltera con Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, hizo temblar los muros del palacio de El Pardo.

El divorcio de Alberto Palatchi y Susana Gallardo en 2016 fue uno de los más sonados y sorprendentes de los últimos años. El dueño de Pronovias, empresa líder de moda nupcial y uno de los hombres más ricos de España, se separaba después de 30 años de matrimonio y tres hijos en común, de Susana Gallardo, accionista mayoritaria de los Laboratorios Almirall, un imperio farmaceútico que la acredita como una de las mujeres con más fortuna y más influyentes de Cataluña. Siempre se ha comentado en la Ciudad Condal que Gallardo era mucho más rica que su marido.

Después de vender Pronovias por 550 millones de euros, aunque sigue como accionista de un 10% de la empresa, Palatchi se dedicó a disfrutar de la vida después de haberse entregado en cuerpo y alma a situar a Pronovias entre las empresas textiles más importantes del mundo. Palatchi se compró un super ático de 800 metros, el más caro de Madrid, por el que pagó 14 millones de euros, como adelantó en exclusiva Informalia y se echó una novia guapísima, Mónica Gómez Cuétara, hermana de Silvia, la viuda de Luis García Cereceda, el creador de la urbanización La Finca. La relación duró apenas unos meses. Mónica trabaja y vive parte del año en Miami, la distancia complicaba las cosas.

Manuel Valls es ahora un concejal del ayuntamiento de Barcelona y nada mejor que una esposa catalana, influyente y multimillonaria para mantener a flote y quizás desarrollar su carrera política en España.

Susana Gallardo Torrededía (Barcelona, 1964) es hija de Antonio Gallardo Ballart, uno de los principales accionistas, junto a su hermano Jorge, de la compañía farmacéutica Almirall. La revista Forbes atribuye a cada uno de los hermanos sendas fortunas de unos 1.200 millones de euros. Fue consejera de CaixaBank y Abertis, líder mundial en la gestión de autopistas y está vinculada a la gestión directa de más de veinte sociedades. Esta licenciada en Política y Economía por la Oxford Brookes University (Reino Unido), le gusta ir a la moda, y es habitual de eventos sociales de nivel. Frecuenta el Teatro del Liceu.

Valls y Gallardo están en contra del procés sin fisuras y fue de las que denunció el día del referéndum ilegal de 1 de octubre que hubo personas que votaron varias veces, aunque ella al final solo depositó su papeleta en un centro, y fue en contra de la independencia. La prometida de Valls apareció en un vídeo exhibiendo su españolismo: "Somos mucha gente y no nos tenemos que esconder", repetía. Paris Match la defició como "rica heredera" cuando se descubrió su noviazgo con el ex primer ministro y hombre fuerte de François Hollande.







Comentarios 1

#1
15-09-2019 / 11:13
JuanSinMiedo
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Y..... todo el mundo comentaba....¿ y a que ha venido este fracasado político francés a España ?....¿ será por el clima ?......¿ será por arreglarnos Cataluña? ...¿será por altruismo?

El viejo dicho castellano, de "TIRAN MAS DOS TETAS QUE DOS CARRETAS" sigue en pleno vigor, y mas si las "domingas" tienen detrás la química de un laboratorio, la mitad de una empresa de confección, y una finquita de 10 hectáreas, que es mejor que un adosado.

Del ejercicio de la política solo te quedan pensiones pagadas por aquellos a los que estuviste fastidiando durante todo el ejercicio del cargo, de un buen BRAGUETAZO, queda una FORTUNA, y para colmo LIBRE DE IMPUESTOS, que HACIENDA es lo único que perdona el ...."amor"

Veremos cuanto dura, si ella no es lista y hace una separación de bienes con contrato de divorcio pactado, y sin que el se lleve un duro.

Si hace el contrato mencionado, va a tener Valls ...FOREVER.