elEconomista.es

La infanta Cristina vuelve a Ginebra: deporte, misa y una fiesta salvaje

12/09/2019 - 9:40

La infanta Cristina y sus hijos Miguel e Irene ya están en casa. Después de disfrutar de uno de sus veranos más discretos, retoman sus obligaciones en Ginebra, ciudad en la que residen desde hace más de cinco años y que les ha recibido con una fiesta salvaje.

Tuvo lugar el pasado 7 de septiembre. La clase alta internacional los invitó a Mex, la comuna suiza del cantón de Vaud donde se celebró una fiesta temática en la que debían ir disfrazados con motivos de la jungla, según Vanity Fair. Y es que a pesar del descrédito nacional que ha sufrido la familia en los últimos años, los Urdangarin-Borbón siguen siendo unos VIP.

Lea también: La infanta Cristina se refugia en Bidart mientras la Familia Real posa feliz en Palma

La familia continúa con sus rutinas y tradiciones: madrugar mucho, desayunar juntos, practicar deporte e ir a misa todas las semanas. Este año serán uno menos, pues parece que el mayor, Juan, ha seguido los pasos de su hermano Pablo (que tras estudiar y jugar al balonmano en Hannover se ha instalado en Nantes) y ha dejado el núcleo familiar para volar por su cuenta. Su primera parada ha sido Lisboa y aunque aún no se han desvelado sus actividades, se sabe que vive en un piso muy cercano a la sede de Aga Khan, el jefe de su madre e íntimo amigo de su abuelo Juan Carlos.

Además, continúan sus visitas a la prisión de Brieva en la que cumple condena Iñaki Urdangarin, que podrá disfrutar de su primer permiso penitenciario en diciembre. El dispositivo para 'ocultar' las visitas de la infanta y sus hijos a la cárcel es tan efectivo que todavía no se ha obtenido ni una sola imagen, pero acuden prácticamente todas las semanas y la hermana de la infanta Elena incluso ha disfrutado de algún 'vis a vis' con su marido.

Sí fueron vistos el pasado 26 de agosto en el hospital Quirón Salud de Pozuelo de Alarcón donde fue operado el Rey. Acudieron todos juntos (salvo Pablo, ya concentrado con su nuevo equipo) y vestidos prácticamente a juego con colores veraniegos y pastel. Un día después, Cristina volvió sola al centro médico y mostró una espléndida sonrisa. 







Comentarios 1

#1
12-09-2019 / 12:43
JonS
Puntuación 1   A Favor   En Contra

¿Y quién protege a estos mafiosos, ladrones profesionales, para que sus visitas a la cárcel de Brieva puedan estar protegidas, mientras las de los demás reclusos no?