elEconomista.es

Rafa Nadal prepara su boda con Xisca Perelló tras ganar en Nueva York

11/09/2019 - 18:04

Rafa Nadal ya está en España tras su sufrida e histórica victoria en el US Open ante el ruso impasible, Daniil Medvedev, último obstáculo antes de los 19 Grandes Slams conseguidos. Con el trabajo hecho, el tenista descansa ahora en su casa de Manacor y ya cuenta los días para su boda con Xisca Perelló, que tendrá lugar el próximo 19 de octubre en el municipio mallorquín de Pollença.

Lea también - Xisca Perelló, como nunca antes: del sufrimiento extremo a la alegría ante la proeza de Rafa Nadal

El gran campeón español quiso mandar un mensaje de agradecimiento a sus seguidores neoyorquinos desde la terraza de su hogar: "¡Feliz de estar de vuelta en casa! Gracias a todos en Nueva York por el increíble apoyo y gracias al hotel New York Palace por su increíble hospitalidad durante las últimas 3 semanas. ¡Seguro que nos vemos al año que viene!", escribió en Instagram.

Nadal aún se recupera junto a los suyos de los grandes esfuerzos realizados estas últimas semanas y, especialmente, en la agónica final. Mientras tanto, no pierde la vista de su enlace y ya está inmerso en los preparativos. Su prometida también ultima ya los detalles de la celebración, que será en la fortaleza de Albercutx, un complejo blindado y prácticamente inaccesible situado en la bahía de Pollença. Se trata del mismo lugar en el que se casaron Rudy Fernández y Helen Lindes en 2015.

Como regalo de boda adelantado, Rafa se ha embolsado 3,4 millones de euros por ganar el US Open. La cantidad se une a la gran fortuna que atesora el tenista, resultado de su impresionante carrera deportiva y sus múltiples patrocinios.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.