elEconomista.es

David Bisbal, la razón por la que Malú y Rivera no fueron a la boda de Melendi

10/09/2019 - 17:48

David Bisbal se convirtió en el invitado estrella de la boda de Melendi, celebrada el pasado domingo en Toledo. El cantante almeriense acudió junto a su mujer, Rosanna Zanetti. Juntos brindaron por los novios, posaron en el divertido photocall y bailaron hasta la madrugada, pero también fueron señalados como los 'culpables' de la gran ausencia del día, la de Malú y Albert Rivera.

Ver esta publicación en Instagram

Celebrando el amor!

Una publicación compartida de Rosanna Zanetti (@rosannazanetti) el

La intérprete madrileña y el líder de Ciudadanos estaban invitados y se esperaba su presencia pero finalmente, y pese a la gran amistad que une a Malú con Melendi, decidieron quedarse en casa. ¿La razón? Según Cuore, David Bisbal. El almeriense mantiene una tensa relación con Malú desde que protagonizaran un encontronazo en La Voz y desde entonces no pueden estar juntos en la misma habitación.

Lea también: Melendi y Julia Nakamatsu se han casado en un castillo: las imágenes de su boda

Ver esta publicación en Instagram

#Repost @melendi_cdfs --- ????????

Una publicación compartida de Fans Melendi SV ???????? (@fansmelendielsalvador) el

El ex triunfito sí asistió a la boda de Melendi y Julia Nakamatsu este domingo en Toledo y además se lo pasó pipa. Sentado en una mesa junto a la también cantante Vanesa Martín y el rapero Arkano, comió, bebió, brindó, bailó, cantó y hasta posó divertido en el photocall que prepararon para todos los invitados. Parece que él no echó de menos a nadie...

Melendi cantó en su boda

Melendi y Julia Nakamatsu, madre de sus dos hijas más pequeñas, se dieron el "sí, quiero" este domingo en el Castillo de Batres, una casa-fuerte situada en el municipio del mismo nombre, al sur de la Comunidad de Madrid, en el límite con la provincia de Toledo. Se esperaba un desfile de invitados digno de cualquier alfombra roja, pero lo cierto es que apenas había caras conocidas entre los asistentes. La celebración fue muy sencilla pero muy divertida, tanto que el propio novio se subió al escenario para animar la velada y la novia se atrevió a tocar la batería.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.