elEconomista.es

Pablo Iglesias, criticado por ver el baloncesto mientras su equipo negocia: "Ponte a trabajar"

10/09/2019 - 17:04

Los equipos negociadores de PSOE y Podemos se han vuelto a reunir en la mañana de este martes para tratar de desbloquear la situación y formar al fin Gobierno. Mientras que las formaciones buscaban la manera de lograr un acuerdo, Pablo Iglesias, líder morado, disfrutaba del partido del Mundial de baloncesto entre Argentina y Serbia.

El propio político compartió un tuit dando su opinión sobre el encuentro que terminaría con victoria argentina: "Extraño a Ginobili pero qué lindo juega Argentina y qué maravilla que siga Scola", decía Iglesias, que siempre se ha declarado un gran fan del basket.

Lea también - José Sacristán, el muso de Podemos, da la espalda a Pablo Iglesias: "Me ha hartado"

La publicación de Pablo no le ha sentado bien a muchos internautas, que han cargado contra él, recomendándole que deje el baloncesto y trate de formar Gobierno: "Déjate de ver el basket y poneros a desbloquear el gobierno, que estamos hartos", le decía un usuario. Otro, alegaba: "Con la que se avecina en España y este hombre hablando de basket. Auténtica responsabilidad de partido que no de Estado".

Las críticas no se quedaban ahí: "100% de acuerdo, pero es acojonante que te dediques a ver el partido (y además a comentarlo por aquí) en lugar de estar trabajando, y más aún con la que está cayendo...", "Ponte a currar, impresentable", "Esto debe ser lo más importante que tienes entre manos ahora, eh. ¡Que crack!", "Queda con Pedro y comentáis el partido" o "Ponte a trabajar", eran solo algunos de los comentarios de los internautas.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.