elEconomista.es

Anabel Pantoja pide perdón por sus polémicos vídeos en Cuba: "No quería comercializar con menores"

29/08/2019 - 11:06

El viaje de Anabel Pantoja a La Habana ha terminado envuelto en una gran polémica. ¿El motivo? La sobrina de Isabel Pantoja regaló unas gafas y unos labiales a unas niñas y etiquetó a las marcas en su Instagram. Ante las feroces críticas recibidas, la prima de Kiko Rivera ha pedido perdón: "Pido disculpas desde aquí, no quería publicitar ni comercializar con menores".

En las imágenes, que han sido calificados en redes como 'los vídeos de la vergüenza', Anabel habla con unas niñas en la calle les entrega unas gafas de sol y un labial, ambos etiquetados con las marcas a las que pertenecen. Muy sorprendidos, sus fans tildaron estas imágenes de ofensivas y de muy mal gusto. 

Poco después, la sobrina de Isabel Pantoja subió un vídeo a su perfil de Instagram dando su versión de lo ocurrido: "Acabo de llegar del viaje de La Habana y me ha comentado un familiar que he sido muy criticada por dar los regalos y mencionar una marca de gafas. Obviamente no estoy publicitando una marca de gafas. Es que todas esas marcas, como amigos, como gente, me han dado un montón de cosas para meterlas en la maleta y cederlas. No quería dañar la moral de cada ser humano que me está criticando. Aún así, sigo diciendo que lo he hecho con muchísimo gusto sobre todo para darle una ilusión a los niños y no para que sea publicidad".

Lea también: Anabel Pantoja arrasa en Instagram gracias a un pezoncillo travieso

Además, Anabel asegura que no ha querido hacer publicidad a costa de esas menores: "He borrado los vídeos porque son menores y no pensaba que iba a hacer tanto daño a la gente. Pido disculpas desde aquí por supuesto, que yo no quería publicitar ni comercializar con menores. Al revés, lo que quería era sacarles una sonrisa". Y ha añadido: "Todos mis amigos que tienen marcas y gente de mi entorno me han dado cositas para traer. Ha sido un error subirlo y la próxima vez no lo haré. Jamás haría nada en contra de un menor, adoro a los niños. Pido disculpas de nuevo y que quede claro que adoro a los niños y que doy lo que sea por ellos".

La polémica recuerda a una que ya protagonizó la influencer Dulceida durante un viaje a África. También la acusaron de ser irrespetuosa y estar fuera de lugar al publicar vídeos en los que charlaba con los niños de algunos poblados y bañándose en una zona donde el agua se había restringido por graves sequías.