elEconomista.es

La infanta Elena y Froilán reaparecen para visitar al rey Juan Carlos con Victoria Federica

27/08/2019 - 11:35

Froilán es el ojito derecho del rey Juan Carlos y su llegada a la clínica Quirón Salud era una de las más esperadas. Se ha producido por fin este martes, casi 72 horas después de que el emérito fuera ingresado y operado. El hijo de Jaime de Marichalar, que ha disfrutado de su verano más 'indepe' junto a su novia, ha 'dado la cara' para acompañar a su madre, la infanta Elena, y su hermana Victoria Federica a visitar a su abuelo. Más tarde, ha llegado también doña Sofía.

La familia ha llegado en un coche conducido por la infanta Elena, muy guapa y conjuntada de blanco y beige. Muy sonriente, la primogénita de don Juan Carlos ha saludado a los fotógrafos apostados a la puerta de la clínica, un detalle que no han tenido sus hijos. Froilán y Victoria Federica no mantienen una buena relación con la prensa. De hecho, el primer sobrino de Felipe VI se ha escondido de ella durante los últimos tres meses para disfrutar de un verano alejado del ojo mediático: no ha pasado por Mallorca, Marbella ni Sotogrande, o al menos no se tienen imágenes suyas. Sí ha sido captado en Madrid y Alicante con su novia, Mar Torres, muy a su pesar.

Lea también: La verdad sobre el ingreso del rey Juan Carlos: ni está solo ni recibió a Letizia

La ausencia de Froilán en los círculos 'jet' ha puesto a su hermana en la primera línea. Victoria Federica se ha convertido este año en la 'reina' de la Starlite marbellí, de la que disfrutó tras viajar a Grecia con sus amigas y compartir apenas 48 horas con su prima Irene Urdangarin y su abuela Sofía en Mallorca.

La infanta tampoco ha seguido la hoja de ruta trazada otros años por la Casa Real durante el periodo estival. Elena no ha visitado a su madre en Mallorca, algo que sí era habitual en ella, aunque sí acompañó a su padre en Sanxenxo y en Finlandia, en el campeonato del mundo de vela. Su verano, al igual que el de su hijo, ha sido prácticamente 'secreto'.

Dentro del centro se les ha unido doña Sofía, que ha llegado al hospital sola y lo ha abandonado con su hija Elena y sus nietos, Froilán y Victoria Federica quien, por cierto, se ha puesto al volante del coche de su madre.

Horas más tarde, la infanta Cristina ha vuelto a presentarse en el hospital. En esta ocasión, la mujer de Iñaki Urdangarin iba sola (este lunes la acompañaron tres de sus cuatro hijos) pero sonriente, contenta por poder ver a su padre en la suite hospitalaria y ya sin límite de tiempo. 







Comentarios 0