elEconomista.es

Albert Rivera y Malú: la relación que empieza a cansar en Ciudadanos

26/08/2019 - 2:03

Sabemos dónde están pasando las vacaciones Malú y Albert Rivera: en la costa, en la playa. El líder de C's y su novia se refugian en un complejo de apartamentos de lujo convertido en un búnker antipaparazzi, una decisión que incomoda al partido porque dicen que "no es el momento", según afirman en La Razón, citando fuentes de la formación naranja.

La única que sabría dónde están es Daniela, la hija de Albert, porque está con ellos. De acuerdo con esta información, al partido político de Albert Rivera no le haría mucha gracia esta situación porque no beneficiaría al político de cara a las más que probables elecciones de noviembre.

Lea también: Manuel Valls niega que Albert Rivera y Malú estén invitados a su boda

Albert Rivera y Malú habrían impuesto la ley del silencio a familiares y amigos para que no se descubra el lugar donde están pasando las vacaciones. Al parecer es la cantante la que más ha insistido en ese pacto de mantener su destino estival fuera de miradas indiscretas.

Se trata de una corta escapada en un complejo de apartamentos de lujo situado en una localidad playera, alejado de las zonas más transitadas por turistas y paparazzi. Daniela, la hija de Albert, ha disfrutado con ellos este mes de agosto, en el periodo que le corresponde estar con su padre.

La niña, de ocho años, es fruto de la relación del líder de Ciudadanos con la psicóloga Mariona Saperas, con la que estuvo entre 2000 y 2013. "La quiero mucho, es lo mejor que tengo en mi vida. Ser padre te convierte en una persona distinta, te da más sensibilidad y te ayuda a comprender muchas cosas...", dice su padre cuando habla de su única hija. Daniela y Malú ya han coincidido en otras ocasiones, como cuando comieron juntas con Albert y la madre de la cantante en La Dorada de Pozuelo de Alarcón, cerca de la residencia que comparten el diputado y la sobrina de Paco de Lucía.

El periódico que dirige Paco Marhuenda publicaba este fin de semana, citando fuentes del círculo íntimo del líder naranja, que en el partido hubieran preferido que el presidente "tuviera como pareja sentimental a una mujer menos mediática y con un perfil más bajo", y lo razonan así: "al final, Albert siempre aparece en esta historia en un segundo plano, eclipsado por la cantante. Y eso es muy contraproducente de cara al electorado".

Las mismas fuentes comparan el tema con el caso de Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez: "Ella se ha dado cuenta de que se estaba sobreexponiendo y ha dado marcha atrás. Pero Malú, en cuanto vuelva al mundo de la canción, recuperará su estatus de mega estrella en el mundo de la música", dicen desde el partido.

Afirman que cuando la artista tenga que viajar constantemente "ya veremos cómo lleva Rivera tantas ausencias. Nadie se imagina a Malú como primera dama si algún día ganamos unas elecciones generales. A ella no le gustan los oficialismos", lamentan desde el entorno político de Rivera, según La Razón.

Recuerdan también el caso del ex presidente francés Nicolás Sarkozy y su esposa, la cantante Carla Bruni, que acabaron siendo más objetivo de la prensa por la crónica social que por asuntos políticos.

Rivera no asistió a la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid y de su compañero y amigo Ignacio Aguado, como vicepresidente. Este absentismo de Albert se ha notado en las redes sociales, donde aparecen mensajes contra su actitud, que algunos califican como "pasotismo inaceptable".

Una fuente "que ocupa un puesto de responsabilidad en la formación de Rivera" afirma que "el presidente presta excesiva atención a su pareja, olvidándose, en ocasiones, de que el partido le necesita al cien por cien". Este hombre de peso en el partido, citado sin nombrar, reconoce que "no son buenos tiempos y Albert debería motivarse mucho más, al igual que hacen otros líderes. Entendemos que el amor es importante, sí, pero no hasta el punto de que nuestro líder sea más noticia por su vida personal que por la profesional. Mal pinta la cosa si todo sigue igual", comenta el político del partido de Rivera.

Desde que el pasado 12 de julio vimos a Malú salir junto a Albert del hospital Puerta del Sur de Móstoles, en el que Rivera permaneció ingresado unos días a causa de una gastroenteritis aguda, no se les ha vuelto a captar en público. 

La familia de Albert tampoco estaría entusiasmada con su última conquista. Aseguran que Malú no conoce todavía a sus futuros suegros, a pesar de que la relación parece estable. Si no fuera así, no habrían salido juntos del hospital.

En la familia de la artista es su madre, Pepi, la que mantiene una gran amistad con su yerno, pero el padre de la cantante, el músico Pepe de Lucía, ha confesado que solamente ha visto una vez en su vida al político y fue en un concierto cuando aún no salía con su hija. Hace unos días, en tono de broma, declaró que si Albert Rivera no le pedía la mano de mi hija, le daría "un guantazo".

Lea también: El padre de Malú advierte a Albert Rivera: "Si no me pide la mano de mi niña le doy un guantazo"

Esas frases de su padre no le han hecho la menor gracia a Malú. La relación entre sus padres es inexistente desde que Pepe se separó de su esposa para unirse a una mujer mucho más joven, algo que Malú no le ha perdonado.

La artista vive con el político en el fabuloso chalet que les alquila a precio de amigos Susana Cereceda en la lujosa urbanización madrileña de La Finca, pero se mudarán a otro de La Florida, en la carretera de La Coruña, en cuanto finalicen las obras de reforma. Es una mansión de 538 metros cuadrados, comprada por la cantante por, dicen, 1,5 millones euros. Cuenta con seis dormitorios, cinco cuartos de baño y una parcela de más de 2.000 metros cuadrados.







Comentarios 1

#1
26-08-2019 / 20:15
relevo
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Albert es un jovencillo nerviosillo y con afán de notoriedad.

Lógico a las bases de Cs no les gusten sus correrías.

Es el momento de pensar en un relevo. Tal vez Inés.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.