elEconomista.es

Letizia y su rifirrafe con doña Sofía: "Se olvidó de dónde estaba y de quién era", dice una amiga de la Reina

23/08/2019 - 12:39

La periodista Sagrario Ruiz de Apodaca, esposa de Lorenzo Milá y por tanto cuñada de Mercedes Milá, conoce a la reina Letizia, de quien es amiga desde hace muchos años, además de antigua compañera de profesión. Abajo la vemos junto a su marido durante la boda de Felipe de Borbón y la asturiana.

Sin embargo, no había hecho hasta ahora declaraciones sobre la mujer de Felipe VI. Ahora, la corresponsal de RNE y RTVE en Roma, donde también está destinado su marido, habla del rifirrafe entre la Reina y su suegra a la salida de la Catedral de Palma después de la misa de Pascua en 2018.

Lea también: La Reina Letizia y doña Sofía se pelean en la puerta de la catedral de Palma

"Se olvidó de dónde estaba y de quién era. Se equivocó", dice la periodista alavesa. "Es una escena que no fue afortunada", reconoce. No obstante, la amiga de doña Letizia, cuya intervención está autorizada por su íntima amiga, cree que "el linchamiento al que se sometió a Letizia en los medios de comunicación, la cantidad de tinta en los periódicos hablando de esto, en las noticias fue excesivo", opina. "Considero que la reacción fue desmesurada", añade.

De periodista a princesa: de los vaqueros a los vestidos

Sagrario Ruiz de Apodaca dice que la llegada de doña Letizia a la familia Borbón no fue sencilla. "Le costó entrar en la Casa Real y renunciar a su libertad", comenta en el documental de que la televisión pública alemana ha ofrecido sobre la esposa del Monarca español. No obstante, también habla de la ilusión con la que vivió la ex presentadora del Telediario los inicios de su relación con el hijo de don Juan Carlos. "Lo único que noté es que iba más arreglada, más coqueta. Me acuerdo de que me llamó la atención que iba más en vaqueros, siempre bien, pero muy casual, y se ponía más vestidos, pero nada más, hasta que supimos que estaba saliendo con el Príncipe", dice para la ZDF alemana.

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra, Sagrario Ruiz de Apodaca es junto con Sonsoles Ónega o María Oña, otra de las amigas periodistas de Letizia. Actual responsable de la corresponsalía de RTVE en Roma, su marido dejó su privilegiado destino como corresponsal de TVE en la Casa Blanca para poder estar junto a su mujer, por lo que cambió Washington por la capital italiana.

Sagrario dejó Washington hace cinco años para incorporarse a su nuevo destino, el mismo que TVE adjudicó entonces al padre de sus tres hijos. Ruiz de Apodaca conoció a la hoy reina de España en TVE. Sagrario se incorporó a la cadena pública hace más de 20 años, en el área de Sociedad de los Informativos de TVE. Durante la etapa de su marido en Estados Unidos ocupó también la corresponsalía en Washington. Tenga que ver o no su amistad con Letizia, Apodaca fue encargada en su día de la información de la Casa Real para la televisión pública. Ahora la vitoriana informa para RNE tanto la actualidad política italiana como de las novedades del Vaticano.

La respetable opinión de Sagrario Ruiz de Apodaca, que llama "linchamiento" al tratamiento de los medios sobre el rifirrafe de su amiga con doña Sofía, podría estar influido precisamente por el hecho de que la mujer del Rey es su amiga. No solo eso, es impensable que Ruiz de Apodaca interviniera en el documental sobre Letizia sin el permiso, expreso o no, de su íntima.

"Linchamiento"

Considerar "exagerado" el tratamiento que se dio a aquellas lamentables escenas de doña Letizia, su suegra y la princesa de Asturias es más que admisible. Pero sin duda, como gran profesional de la comunicación, esta ex alumna de la Universidad de Navarra comprende que todo lo que hace una reina se magnifica. Es como si consideráramos "exagerado" gastar 150.000 euros al año en ropa, lucir joyas de valor incalculable, vivir gratis en un palacio o recibir una asignación anual procedente del dinero público sin ser elegida por los contribuyentes, porque a Letizia solo la eligió su marido, y ella dijo sí. Lo que ocurre es que es Reina, para lo bueno y para lo malo.







Comentarios 4

#1
23-08-2019 / 16:03
PEÑA FIEL
Puntuación 4   A Favor   En Contra

CARECE ABSOLUTAMENTE DE EXPLICACIÓN QUE NADIE DEL CNI ADVIRTIERA EN SU DÍA A DON FELIPE DE EN DÓNDE SE ESTABA METIENDO Y CON QUÉ CLASE DE FAMILIA SE IBA A EMPARENTAR SI PERSISTÍA EN SU INTENCIÓN DE CONTRAER MATRIMONIO CON ESTE TRUÑO DE MUJER Y PERSONA NADA RECOMENDABLE

#2
23-08-2019 / 21:33
El espía que surgió del frio
Puntuación 4   A Favor   En Contra

La jodienda no tiene enmienda. Si no que se lo pregunte a su suegro, el putero mayor del reino.

Aunque ella tiene muchísima experiencia en jodiendas, su suegro es un experto. No olvidemos que es de segunda mano oficial y no oficial …..

#3
26-08-2019 / 20:38
excesos
Puntuación 3   A Favor   En Contra

"dame pan y dime tonto"

Esta señora tiene una vida de lujo por ser "señora de".

150000 euros en ropita es un escándalo, pues sale del bolsillo de los contribuyentes.

Las cirugías, los compiyogias y demás derroches son un suma y sigue.

#4
26-08-2019 / 20:42
felipe bien
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Felipe, de momento, tiene un comportamiento correcto. Nada que reprocharle.

Ahora bien, Letícia se pasa un montón. Podría ser un poco más discreta y dejarse de tanta operación.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.