elEconomista.es

Miriam Sánchez estalla contra las burlas hacia ella: "Vendo mi coche con tus muertos montados a caballo dentro"

22/08/2019 - 18:08

Después de tres años alejada de los medios de comunicación, Miriam Sánchez ha vuelto con más fuerza y polémica que nunca. Tras mostrar su espectacular cambio físico (morena y con 10 kilos más) y pasar por el quirófano, la ex de Pipi Estrada ha puesto a la venta su coche, como ya hiciera con sus prótesis mamarias o su pelo. Los rumores sobre su precaria situación económica y las burlas no se han hecho esperar y ella, harta de los internautas maliciosos, ha estallado: "Vendo mi coche con tus muertos montados a caballo dentro".

Esa fue la respuesta que le dio Miriam Sánchez a un usuario que preguntó si vendía su coche "con la Miriam de hace seis años". Está claro que estas bromas no le están haciendo ninguna gracia a la ex actriz porno, que podría estar atravesando una situación económica muy delicada.

De hecho, su coche no es lo primero que vende la ex asesora del amor a través de las redes sociales. Hace ya dos años puso en venta sus prótesis mamarias por 500 euros. Uno de sus fans las compró y asegura que ella misma se las llevó, se las firmó y se mostró muy amable con él. Poco después, Miriam se rapó la cabeza y vendió su pelo.

El pasado mes de febrero, Sánchez fue detenida por robar en unos grandes almacenes varios artículos que sumaban una cantidad de 900 euros.

Lea también: Miriam Sánchez, ex de Pipi Estrada, irreconocible morena y con 10 kilos más

Hace un par de semanas, la tertuliana regresó a la esfera pública para mostrar cómo había cambiado su aspecto en estos tres años. Miriam, que luce ahora morena y con 10 kilos más de lo que la recordábamos, se ha convertido en la paciente estrella de una clínica estética que le ha realizado una liposucción, entre otras cosas. En Twitter ha compartido el pre-operatorio, el post y promete nuevas entradas sorprendentes.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.