elEconomista.es

Iker Casillas desata las burlas con su foto más desternillante: tirantes, zuecos y pelazo

22/08/2019 - 12:11

A pesar de las dificultades a las que se enfrenta su familia desde hace unos meses, el humor del portero sigue en plena forma y así lo ha demostrado este jueves. Iker Casillas ha compartido una fotografía de sí mismo en 2004, hace ya 15 años, en la que aparece con una imagen desternillante.

"Espero que no se haga viral esta foto. Digamos que no sé muy bien como llegue a sentarme así de "pancho" en el banco. El momento camiseta de tirantes, pantalón por las espinillas y zuecos negros... Tela! Y si le sumamos el reloj de los domingos y alguna otra cosa que mejor no comento...", ha escrito el marido de Sara Carbonero junto a la fotografía.

La imagen ha comenzado a recibir comentarios en pocos minutos, tanto de seguidores anónimos de Casillas como de otras caras muy conocidas. Es el caso de Paula Echevarría ("Por no hablar del moreno que llevas"), Carme Chaparro ("Me la voy a poner de poster en la habitación") o Raquel del Rosario ("Todos tenemos perlas de esas"), entre otros.

Lea también: El último susto de Casillas y Carbonero: un incendio en Navalacruz

Casillas continúa disfrutando de la tranquilidad en tierras castellanas. Hace ya más de una semana que se instaló en su pueblo, Navalacruz, con su familia y allí recargan pilas para afrontar sus problemas de salud: Carbonero deberá someterse a un tratamiento contra el cáncer de útero y él tiene que realizarse una prueba en diciembre, decisiva para su futuro en activo.

Ver esta publicación en Instagram

Un lugar donde fui, soy y seré feliz... #navalacruz #agosto2019

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.