elEconomista.es

Fabiola, mujer de Bertín Osborne, víctima de la listeria: "Estaba embarazada y mi hijo estuvo a punto de morir"

21/08/2019 - 13:58

El país entero se encuentra en alerta sanitaria por 131 afectados por listeriosis, una infección provocada por la bacteria listeria, que puede ser fatal para embarazadas, niños y personas de la tercera edad. Lamentablemente, Fabiola Martínez, esposa de Bertín Osborne, lo vivió en sus propias carnes hace ya 12 años: "Mi hijo estuvo a punto de morir".

La modelo ha contado su historia en Espejo Público: "Al principio no tenía ni idea porque los médicos solo te hablan de la toxoplasmosis. Cuando nos dimos cuenta de lo que pasaba ya era tarde: la placenta estaba contaminada y Quique tenía una septicemia, que fue lo que provocó el parto prematuro, de 29 semanas", ha narrado Fabiola.

Lea también: Bertín Osborne desata la furia de los internautas: de 'bastardo asqueroso' a 'tipejo acomplejado'

Finalmente, Quique nació con una lesión cerebral: "Si mi médico me hubiese prestado atención y hubiese investigado qué estaba pasando, hubiésemos conseguido minimizar los daños", ha dicho apenada. "Cuando Quique nació, las enfermeras del hospital de La Paz nos dijeron que en todos los años que ellas llevaban, 40 años, era el segundo niño que sobrevivía a una infección de este tipo".

Fabiola ha querido mandar un mensaje tranquilizador para las embarazadas que sufren este brote de listeria, pero también invita al resto a acudir al médico: "Si están ya atendidas, deben estar ya más tranquilas. Los antibióticos en muchos casos pueden dar buenos resultados. Lo que me preocupa son las que no están atendidas, o ni sospechan que puedan tenerlo, no es psicosis pero al mínimo malestar debería trasmitirlo a su médico, hay un brote y no podemos bajar la guardia".







Comentarios 1

#1
25-08-2019 / 12:50
Republic0
Puntuación 2   A Favor   En Contra

no se nace con lesión cerebral...se nace con algun organo inmaduro, pulmon, higado,etc... que a los tres dias ya tiene intoxicado el cerebro y cuando los padres en su casa o las enfermeras hospitalarias se dan cuenta ya es tarde para solucionarlo en la INCUBADORA y el resultado bien lo conocen los osborne y tantos miles de padres en toda españa, por desgracia y verguenza de nuestra medicina


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.