elEconomista.es

Pedro Sánchez alarga sus vacaciones en Doñana a pesar de la crisis de Gobierno

20/08/2019 - 12:55

Pedro Sánchez no tiene prisa por volver a pisar el Congreso ni la sede de PSOE y ha decidido alargar sus vacaciones en Doñana (Huelva). El presidente en funciones ha dado la orden de máxima discreción, por lo que todos los detalles que rodean a sus días de descanso son un misterio. El líder socialista se incorporará al trabajo "durante esta semana".

Sánchez y su mujer, Begoña Gómez, se encuentran en el tradicional Palacio de las Marismillas disfrutando unos días de desconexión. Mientras España sigue sin formar gobierno, el líder socialista mantiene su agenda pública totalmente en blanco y sin ninguna pretensión de desvelar los planes que tiene para los próximos días. Según han confirmado fuentes cercanas de Moncloa a El Confidencial, todo lo que rodea a las vacaciones de Sánchez "es secreto".

Lea también - Richard Gere lee la cartilla a Pedro Sánchez por el Open Arms: "Ve la situación como político, no como ser humano"

Las mismas fuentes han afirmado que el presidente se reincorporará al trabajo "durante esta semana", aunque no han desvelado el día exacto. No obstante, todo parece apuntar que el día elegido por Sánchez para volver a la rutina será el próximo viernes 23 de agosto, día en el que tiene programado un Consejo de Ministros. 

Lea tambiénPedro Sánchez y Begoña Gómez 'explotan' a sus escoltas en Doñana

El presidente en funciones y su mujer se encuentran en Doñana desde el pasado sábado 10 de agosto. Es el segundo año en el que Sánchez se hospeda en el Palacete, en el que recibió la visita de la canciller alemana Angela Merkel. Durante su estancia en Doñana, el presidente ha estado pendiente de la actualidad española, y se ha pronunciado en Twitter con respecto a la situación del Open Arms o el incendio de Gran Canaria, entre otros asuntos. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.