elEconomista.es

El ex marido de Irene Villa rehace su vida con una joven morena

20/08/2019 - 11:02

El ex marido de Irene Villa (40) vuelve a estar enamorado. Juan Pablo Lauro ha iniciado una nueva etapa sentimental con una joven llamada Blanca a la que le ha dejado un enternecedor y romántico mensaje en su cuenta de Instagram. La enamorada de Lauro también le ha dedicado unas bonitas palabras.

La madrileña y el argentino pusieron fin su relación en diciembre de 2018 tras más de siete años y medio de matrimonio y tres hijos en común, Carlos, Gael y Eric. Casi un año después de su separación, Lauro ha encontrado de nuevo la ilusión. 

Lea también - Irene Villa sufre complicaciones en su operación: Todo lo malo que podía pasar... pasó

"Gracias por abrazarme cada vez que lo necesitaba, por secar mis lágrimas cuando lloraba. Aprendí que cada día a tu lado es un regalo. Cada mirada tuya me llena el alma, la purifica, cada caricia me hace sentir vivo", ha escrito el ex marido de la periodista y escritora en su perfil de la red social. 

La enamorada del ex tenista, Blanca, le ha respondido con un mensaje muy cariñoso. "Y que te voy a decir que no te diga cada día. Eres un ángel, un ser de los que no abundan, increíble, fuerte y capaz de todo por los suyos. Eres el mejor amigo, el mejor hijo, el mejor padre… pero sobre todo, la mejor persona que jamás he conocido", ha expresado.

Lea tambiénIrene Villa vuelve a pasar por el quirófano por un problema en el fémur

La joven le ha dedicado bonitos halagos al argentino: "Mi compañero de viaje... Soñador, comprensivo, cariñoso y siempre dispuesto a dar amor incondicional. Gracias por enseñarme cada día el significado de la palabra amor".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.