elEconomista.es

El príncipe Andrés rompe su silencio tras el escándalo Epstein: "Estoy consternado"

19/08/2019 - 16:50

El palacio de Buckingham ha reaccionado por fin al escándalo sexual que salpica al príncipe Andrés, el conocido como caso Epstein. El magnate, que se suicidó en su celda el pasado 10 de agosto, estaba acusado de liderar una red de prostitución infantil en la que el hijo de la reina Isabel II habría participado.

"El duque de York se siente consternado por las recientes noticias sobre los supuestos crímenes de Jeffrey Epstein. Su Alteza Real deplora la explotación de cualquier ser humano, y sugerir que podría haber participado, impulsado o aprobado este tipo de comportamiento es aborrecible", reza el comunicado enviado por la oficina de Su Majestad sólo unos días después de que unas fotografías en las que aparece el ex marido de Sarah Ferguson con una de las menores explotadas por Epstein.

Lea también: El Príncipe Andrés de Inglaterra, salpicado por la red de tráfico sexual de Epstein

No son las únicas. Este lunes, Daily Mail ha publicado unas imágenes nuevas en las que se ve al príncipe Andrés abriendo la puerta de un apartamento a esta misma joven, que entonces tenía 17 años.

El palacio de Buckingham trata de limpiar la imagen del príncipe mientras él se ha refugiado estos días en Cádiz junto a su ex mujer, con la que se rumorea que podría haber retomado su relación sentimental. Ferguson se ha volcado estos días en cuidar del padre de sus hijas "para poder mostrarle al mundo que está a su lado en estos momentos", dice The Sun. Él está muy agobiado por toda la polémica y no quiere salir de la exclusiva finca en la que se alojan. Se trata de una villa valorada en unos 40 millones de euros, protegida por una valla de 3,7 metros de altura y más de 1.800 hectáreas de terreno en los que habría varios campos de golf, uno de polo y un puerto marítimo, según El Mundo.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.