elEconomista.es

Marcos Quinto y su nuevo mote tras llamar "bien comidos pasajeros" a los migrantes del Open Arms

19/08/2019 - 10:08

Ni siquiera sus compañeros de Ciudadanos le han defendido después de las manifestaciones insultantes que Marcos de Quinto tuiteó sobre los náufragos del Open Arms y que le llevaron a ser trending topic durante el pasado fin de semana. Decenas de miles de personas saltaron después de que el ex número 2 de Cocacola y fichaje estrella de Albert Rivera calificara a los migrantes de "bien comidos pasajeros".

El diputado naranja no se conformó con calificar a las personas recogidas en el Open Arms como los "bien comidos pasajeros" que "costearon su pasaje con las mafias" sino que insultó a quienes le reprocharon las palabras del responsable de materia económica de la formación naranja. De Quinto llegó a tildar de "cretino" y "troll de mierda" a algunos de sus interlocutores.

Lea también: Los carísimos vinos que enseña Marcos de Quinto encienden la red: "Soborno", "cohecho" y "corrupción" 

La inusual reacción de un representante con cargo institucional (es diputado nacional), y miembro de la Ejecutiva Nacional del partido, calentó aún más el tema, como era previsible  por otra parte, hasta el punto de que a Marcos de Quinto le cayeron de todos los colores, y le llamaron de todo. Pero de la ingente cantidad de insuktos y motes uno le va al pelo: Caracolo.

No olvidemos que diputados, consejeros de comunidad y hasta concejales, así como representantes públicos de toda índole, han llegado a dimitir por tuits menos "salvajes" o incluso muy antiguos, después de que algún medio rebuscara en sus timelines. Y eso después de pedir disculpas o arrepentirse, y sin enzarzarse como el vice presidente de Cocacola. 

Pero De Quinto, que promete para ganar el Pichichi de la liga del gatillo fácil y la polémica incómoda, llegaba a la formación naranja como imagen de la supuesta apertura del partido a la sociedad civil. 

El parlamentario, de 60 años ha pasado de ser corrosivo en agunos de sus comentarios a ser inhumano, si es que se puede calificar de algún modo el modo de referirse a los inmigrantes.

Al portavoz de la asociación de consumidores Facua, Rubén Sánchez, que le dijo a De Quinto que "solo un miserable puede hablar así de quienes huyen de la miseria", le respondió así: "¿Te he insultado yo a ti? ¿Imbécil, mantenido?". A otros tuiteros, completamente desconocidos, les dirigió expresiones como "troll de mierda" o "cretino". Este es el nivel del diputado de Quinto.

Es cierto que De Quinto borró algunos de sus tuits cuando se dio cuenta de lo que que había hecho, o sea, lo que suele calificarse como "calentársele la boca". Pero ni con matices se excusa su actuación: "No estoy acostumbrado (ni me quiero acostumbrar) a que la gente me insulte. A quien no le guste lo que escribo, que no lo lea. Lamento que alguna vez haya respondido con la misma moneda, pero no es agradable tener que soportar continuamente a tanto deficitario educaciona". Ésa es su disculpa.

César Zafra, secretario de Organización de Ciudadanos,  se limitó a decir que no entraban a valorar "tuits personales" de su compeñero pero sí recordó que la situación de los migrantes del Open Arms es "bastante dramática". Albert Rivera y otros líderes d ela formación naranja callaron ante las barbaridades de Cocacolo.

Padre de una hija llamada Sofía

Calificado como agnóstico, sentimental y pragmático a la vez, Marcos de Quinto se coronó tras la declaración de bienes de diputados que acabamos de conocer como el más rico del Congreso. Al menos oficialmente. El ex directivo de Coca-Cola declaró hace un mes un patrimonio personal de más de 50 millones de euros pero Marcos de Quinto se justifica con contundencia: "Todo lo que tengo me lo he ganado y pago tres millones al año de impuestos", dijo. Como vicepresidente de la multinacional tenía un salario de 7,5 millones de euros.

En la provincia de Cuenca, en Pajaroncillo, De Quinto y su esposa tienen una mansión de 800 metros cuadrados en una finca de más de 200 hectáreas. En Madrid dispone de otra gran casa en Torrelodones, en una finca de miles de metros cuadrados. Un chalé de veraneo en Marbella, casas en Lisboa y un imponente apartamento en Nueva York dan una idea de su poderío patrimonial. 

Lea también: El ex vicepresidente de Coca Cola, Marcos de Quinto, espera un hijo con la soprano Angélica de la Riva

Disponía ya de una fortuna suficiente, que ahora conocemos, y que le permitía a su edad (60 años) disfrutar de su matrimonio con la soprano cubano-brasileña Angélica de la Riva, con quien se casó en octubre de 2017 en en la catedral de Cuenca, que se celebró durante varios días en el Parador de la ciudad. Se habían conocido un año antes a través de un amigo común en Nueva York. Antes de asentarse de nuevo en Madrid para iniciar su carrera política, el empresario y su mujer vivían entre la capital de España, Cuenca, Atlanta, Nueva York y Lisboa.

Amores muy conocidos

De Quinto es hijo de un empresario (que escribía y dirigía obras de teatro) y de una actriz, lo cual tal vez explique que algunas de las mujeres de su vida sean actrices o estén relacionadas con el mundo artístico o la moda. En 2005, tras separarse de la madre de sus hijos, comenzó una relación con la periodista la periodista Teresa Viejo, con quien salió hasta 2011. Lugo estuvo con Candelas, hermana de la modelo y actriz Inés Sastre dos años.

Ahora Marcos de Quinto es feliz al lado de su mujer, con quien ha vuelto a ser padre este verano de una niña llamada Sofía. Ya tenía tres: Marcos y Javier  son fruto de su matrimonio con la directora de Administración en Colomo Producciones Cinematográficas, Elena Mangada. Ambos están vinculados al mundo artístico. Marcos, el primogénito, es productor de vídeo y director general en RecLion. Tiene otra hija, Alejandra. Ahora tendrá que compaginar la política con cambiar pañales. De lo primero ya sabe. 







Comentarios 4

#1
19-08-2019 / 12:43
La metástasis ha invadido su cuerpo
Puntuación 0   A Favor   En Contra

De este pajarraco esperpéntico, ni comentario. Existe una forma de dirigirse a el, mientras la parca lo trinca.

#2
19-08-2019 / 13:27
Vacilón
Puntuación -1   A Favor   En Contra

La envidia le corroe; sus ansias de ir de crucero en el Open Arms son su principal preocupación.

#3
19-08-2019 / 14:20
Todologo
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Un bocazas con dinero.

En este pais de serviles se adora a la gente rica, por el mero hecho de serlo, y no importa lo necios que sean o las simplezas que salgan de su boca opinando e impartiendo doctrina sobre todo, sin saber de nada.

"Es rico, luego tiene razón"." Tiene que saber mucho pues ha ganado mucha pasta". Como Rato, como Bono, Diaz Ferrán etc etc. así que ¡"Vivan las caenas"!

Este no pasa de ser otro Jesús Gil, versión 2.0. No avanzamos.

España es pais de lacayos, no de personas con dignidad y criterio propio, el propio sistema procura impedirlo, y así nos luce.

#4
19-08-2019 / 16:23
ja ja
Puntuación 0   A Favor   En Contra

....o sea, ni son pasajeros ni están bien alimentados.

.....tenía que haber dicho ambrienta tripulación.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.