elEconomista.es

Karmele Marchante acusa a Plácido Domingo: "Se acercó más de la cuenta"

19/08/2019 - 10:04

Karmele Marchante (72) se ha pronunciado con respecto a la polémica de Plácido Domingo (78), a quien nueve mujeres acusaron de presunto acoso sexual la semana pasada. La periodista ha defendido la postura de las mujeres y ha relatado su propia experiencia con el tenor: "Se acercó más de la cuenta durante una entrevista".

"Recuerdo un día que le hice una entrevista en el mismo Liceu de Barcelona, años 80. A solas él y yo, más o menos a media tarde. En su camerino. Cuando cerré el magnetofón se acercó más de la cuenta y con cara de 'a mí me está todo permitido' me invitó al mismo hotel en el que se alojaría en Nueva York una semana después y donde de paso lo podría admirar en el Metropolitan Opera. Y 'como teníamos amistades en común', salir a cenar luego", ha desvelado la periodista en su blog del Huffington Post.

Lea tambiénDuras críticas a Paloma San Basilio y Ainhoa Arteta por defender a Plácido Domingo

Karmele ha explicado cómo sucedió el encuentro, en el que también intervino la mujer del tenor: "Algo sonó en mi interior a encerrona rara y me aparté, justo en el mismo instante en el que entraba sin llamar Marta Ornelas, su esposa y poderosa ama del ego y las miserias que casi la mayoría de los hombres mayúsculos tienen como talón de Aquiles".

Marchante ha hablado sobre la mujer del artista: "Ornelas jamás dejó a Plácido a pesar de todo lo que sí sabía. Y Plácido tampoco abandonó a Ornelas porque era su médica-psiquiatra de cabecera, la única mujer con la que podía llorar en su regazo al socaire de su verdadero rostro. Solo ella lo conocía de verdad. Aunque en su defensa puedo pensar que la habían educado para soportar estoicamente a un hombre así. Una relación aparentemente tóxica… como tantas otras. Nada nuevo", ha explicado.

La escritora ha relatado cómo finalizó este encuentro con Plácido y su mujer: "La señora pensó más de lo que vio y, cual protagonista de la óperas de su esposo, estuvo a punto de caer verbalmente sobre mí, cuyo estado me llevó a una fugaz despedida y a desaparecer sin ser vista por el agujero de la cerradura, no sin ver que el divo retorcía su mano, miedoso de su reacción. Traspuesta, marché a mi casa y llamé a personas amigas que sabía podrían consolarme", ha dicho.

Lea tambiénLa mujer de Plácido Domingo siempre supo del poder de seducción de su marido

Finalmente, según Karmele, el tenor volvió a insistir en invitarla. "A las dos en punto de la madrugada sonó mi teléfono, que no cogí yo (por eso hay testimonio). Era Plácido desde Viena para disculpar a su cónyuge y no a él mismo. Sin embargo mantenía la invitación. No fui a Nueva York a pesar de que envió un boleto en primera y no volví a verlo hasta un rodaje de El Barbero de Sevilla, durante los fastos del 92. Nada salió de su gran laringe mientras volvía a entrevistarle.", ha sentenciado.

El escándalo de Plácido saltó a la palestra el pasado martes 13 de agosto, cuando ocho cantantes y una bailarina acusaron al tenor a través de la agencia de noticias Associated Press. "Alguien que intenta sostener tu mano durante un almuerzo de negocios es extraño, o poner su mano sobre la rodilla es un poco extraño. Siempre te estaba tocando de alguna manera y siempre te besaba", relató una de ellas.

Desde entonces, diferentes festivales de Ópera como el de Filadelfia y el de San Francisco han cancelado las actuaciones que tenían previstas con el tenor y la Ópera de Los Ángeles ha abierto una investigación. En defensa del artista han salido algunas personalidades del mundo de la cultura como Paloma San Basilio, Ainhoa Arteta y la presidenta de la SGAE, Pilar Jurado.







Comentarios 2

#1
19-08-2019 / 11:10
chesus
Puntuación 12   A Favor   En Contra

Karmele, ¿ tu te has visto frente a un espejo ?

#2
19-08-2019 / 16:56
salva
Puntuación 4   A Favor   En Contra

De ser cierto, Placido tiene muy mal gusto.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.