elEconomista.es

Letizia contra Elena y Cristina: cómo llevarse muy mal con tus cuñadas

18/08/2019 - 12:28

Las relaciones entre la reina Letizia y sus cuñadas es no es óptima, como todo el mundo sabe. Las infantas Elena y Cristina y la mujer de su hermano Felipe tienen desde hace años motivos para no llevarse bien.

A la infanta Elena, "Letizia le pone de los nervios", según publica El Español citando una fuente próxima a la hija mayor de Juan Carlos I. El origen de los desencuentros comenzó tras la muerte de Erika Ortiz. Cuándo murió la hermana pequeña de Letizia, Jaime de Marichalar se convirtió en su mejor amigo en Zarzuela.

Lea también: Las broncas de Felipe a Letizia: "Deja el móvil, estate quieta y ten respeto"

Lea también: Monumental bronca entre doña Letizia y la infanta Elena: "Tú eras pobre y plebeya"

Se portó con ella mucho mejor que el resto, hasta el punto que cuando se divorció de la infanta, la entonces princesa de Asturias se puso del lado de Marichalar. "Su cuñada Elena, que nunca había sido amable con ella, no se lo perdonaría nunca", explican desde el círculo de Letizia.

 

Pero además, cuando Felipe VI fue proclamado rey, decidieron el primogénito y su mujer decidieron que Juan Carlos y Sofía fueran nombrados "eméritos", lo cual supuso toda una humillación, a ojos de la infanta Elena, que además vio cómo la desplazaban cuando la institución cambió la definición de lo que es la "familia real" y daba la espalda a las infantas, que perdieron casi todo su rango y sus funciones institucionales en Zarzuela.

Lea también: La bronca entre Felipe y Letizia por la última juerga del Rey

El enfrentamiento entre Letizia y doña Sofía en la catedral de Palma el Domingo de Resurrección del 2018 tampoco ayudó a reconducir la relación entre la reina y Elena de Borbón. "Eso no se lo va a perdonar nunca ¿te imaginas que alguien trate así a tu madre? Menos mal que Elena no estaba allí, sinó sí que se hubiera liado de verdad", revela una amiga de la infanta al digital de Pedro J. Ramírez.

La infanta Cristina tiene aún peor relación con su cuñada si cabe. Según una fuente próxima a la reina, la culpa es de la segunda hermana de Felipe VI: "Cristina siempre la trató con desprecio, como si fuera menos que ella". Aunque las cosas entre las dos se torcieron especialmente en 2005, en el bautizo de la hija pequeña de los Urdangarin, Irene. Cristina e Iñaki pidieron a Letizia que los padres del ex jugador de balonmano fueran alojados en el Pabellón del Príncipe del complejo de Zarzuela, donde los actuales reyes de España vivían entonces, a lo que Letizia, princesa consorte de Asturias por la época, se negó en redondo. Puso una excusa de salud, y dijo que "se encontraba regular", según afirma El Español'. Pero la puntilla que hizo irreversible el distanciamiento definitivo entre Letizia y Cristina llegó con el caso Nóos. Los reyes desposeyeron del título de duques de Palma a la infanta y su marido, ahora preso y cumpliendo condena, desterrado prácticamente de la vida junto a la familia real. Claro ejemplo encontramos este mismo verano, cuando a Irene, la benjamina de los Urdangarin, no se le permitió coincidir con sus primas la princesa de Asturias y la infanta Sofía. Recordemos que la abuena, la Reina Emérita, tuvo que ver dos días distintos El Rey León: un día fue con Victoria Federica e Irene, y luego, cuando llegaron sus otras nietas, las hijas de Letizia, volvió por separado y sin las hijas de Elena y Cristina.

Llueve sobre mojado: cuando Irene Urdangarin Borbón hizo la primera comunión en el palacio de la Zarzuela, como sí lo habían hecho anteriormente todos sus primos, se le negó la posibilidad de hacerla en Zarzuela. Y eso indignó no solo a Cristina, la madre de la niña que tuvo que buscar un lugar menos regio para el sacramento, sino a Elena, que considera "una plebeya" a su cuñada.

La reina y su cuñada Cristina se reencontraron el año pasado en el 80 aniversario cumpleaños de Sofía. "Letizia fue a hacerse la foto porque se lo pidió su marido. Llegó, comió, se hizo la foto y se marchó. Ni se saludaron", confiesa una fuente de la casa del rey. La situación entre las tres es casi irreconciliable.







Comentarios 2

#1
19-08-2019 / 08:47
PEÑA FIEL
Puntuación -1   A Favor   En Contra

ESTE TRUÑO DE MUJER ES UN CABALLO DE TROYA QUE LOS ENEMIGOS DE ESPAÑA LE COLARON A DON FELIPE PARA DINAMITAR LA CORONA DESDE DENTRO Y PROCLAMAR UNA REPÚBLICA COMUNISTA PRESIDIDA POR EL SINIESTRO ZAPATERO

#2
19-08-2019 / 10:11
Pepe
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Jajajaja, hacía tiempo que no leía algo tan mal escrito... Por cierto, enorme contribución la invención de la nueva palabra "sinó"...


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.