elEconomista.es

La hija de Terelu Campos explica por qué disfruta con el sexo y no se aburre

17/08/2019 - 13:01

Con solo 19 años es una estrella mediática aunque nació siendo famosa por parte de madre y de abuela. Nada más llegar a la mayoría de edad, despixelaron su cara y desde entonces vive gracias y a pesar de los paparazzi

Tras fracasar como estudiante, abrió su canal Black Sheep, en MTMAD, la plataforma digital de Mediaset, siguiendo los pasos de María Teresa, su madre, Terelu, y su tía, Carmen Borrego. Además, trabaja como relaciones en la discoteca Oh My Club, donde es compañera de Kiko Matamoros.

Lea también: Terelu Campos y sus bolsos caros, sus viajes y su lotería: así se funde un gran patrimonio

Dicen que gana 4.000 euros al mes solo por su canal y que quiere retomar sus estudios para ser abogada. Pero la hija de Terelu es noticia porque en El Mundo la han entrevistado y dice cosas como que le cambiaría el estilismo a Pablo Iglesia o que suele perder los nervios.

También cuenta que es partidaria de la depilación integral solo "para las tías pero para los tíos ni de broma" y que nunca ha sido capaz de dormir desnuda. Admite con naturalidad que las mujeres fingen orgasmos y que su tentación más terrible se llama Nocilla, aparte del actor Rubén Cortada. Alejandra Rubio afirma también que el mejor truco para no caer en el aburrimiento en el sexo es estar con la persona que quieres y que hay cosas mejores que un orgasmo. "Por ejemplo, una persona que te quiera de verdad. El sexo en una pareja es secundario si estás con la persona que realmente quieres y te ama a ti.







Comentarios 2

#1
18-08-2019 / 10:18
SU PVTA MADRE...
Puntuación 6   A Favor   En Contra

BUENA MAESTRA HA TENIDO

#2
19-08-2019 / 10:29
Todo por la pasta
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Toda la familia, hace comentarios íntimos y luego se quejan de su repercusión y persecución de la prensa. No son coherentes. Puffffff.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.