elEconomista.es

Muere la princesa Cristina de Holanda, tía del rey Guillermo y hermana de Beatriz

16/08/2019 - 12:11

La hermana pequeña de Beatriz de Holanda, la princesa Cristina, ha muerto este viernes a los 72 años. La tía del rey Guillermo padecía cáncer de huesos, una enfermedad de la que ya informó la Casa Real holandesa hace un año. Los restos de la princesa serán incinerados en la más estricta intimidad.

Según ha anunciado la familia real holandesa mediante un comunicado, la hermana de Beatriz ha muerto en el Palacio de Noordeinde de La Haya. El funeral tendrá lugar en el edificio Koepel van Gagel, situado en los jardines del propio palacio, en una ceremonia íntima y privada a la que solo acudirá su familia y las personas más cercanas de su entorno. Por el momento, la Corona no ha confirmado si habrá un funeral público, pero sí han puesto a disposición de los holandeses un registro de condolencias en su página web.

Máxima de Holanda y Guillermo, quienes se encontraban de vacaciones en Grecia, y la princesa Beatriz han informado del fallecimiento mediante un emotivo comunicado y se han mostrado "profundamente consternados". La princesa Beatriz le ha dedicado unas tiernas palabras, describiéndola como una mujer "con una gran personalidad y un gran corazón. Con su talento para la música supo emocionar a mucha gente. Tanto yo como todos los miembros de mi familia la recordaremos siempre con ternura y cariño".

Lea tambiénMáxima de Holanda estrena su avión privado de 80 millones de euros

La fallecida era la menor de cuatro hermanas (Beatriz, Irene y Margarita) e hija de la reina Juliana y el príncipe Bernardo. Nació prácticamente ciega y era considerada como la artista de su familia. Estudió Pedagogía y se formó en canto. Trabajó para varias fundaciones dedicadas a la musicoterapia y grabó hasta un álbum de canciones, titulado The Me Nobody Knows. Además, llevó a cabo un certamen musical para los niños que quisieran desarrollar una carrera como cantantes. 

El amor tocó a su puerta y se casó en 1975 con el exiliado cubano Jorge Guillermo. Para poder contraer matrimonio, Cristina tuvo que renunciar a su derecho al trono y convertirse al catolicismo. Con él tuvo tres hijos, Bernardo, Nicolás y Juliana. No obstante, Cristina se divorció del cubano en 1996.

Lea también - Kate Middleton y Máxima de Holanda: duelo de tocados floridos en Ascot

La mayor parte de su vida la pasó instalada en Nueva York, aunque también vivió temporalmente en Londres e Italia. La hermana de la princesa Beatriz siempre se mantuvo muy reservada con su vida privada, alejándose de los actos oficiales de la familia real y aferrándose lo máximo posible al anonimato. Hace unos meses estuvo envuelta en la polémica: Cristina vendió un cuadro de Rubens sin ofrecérselo primero a las entidades nacionales, lo que provocó el enfado del gobierno holandés que quería mantener la preciada obra en el país.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.