elEconomista.es

Teresa Campos y Edmundo Arrocet se reencuentran por fin tras los rumores de ruptura

10/08/2019 - 16:31

Por fin se ha producido, para los que estaban intranquilos... La periodista María Teresa Campos y su amor Edmundo Arrocet se han reencontrado.


Y decimos que se ha producido y se han reencontrado porque Bigote Arrocet, se despedía de España hace un par de meses para atender unos asuntos personales en su país, Argentina. Esto hacía que muchos vieran una posible ruptura por el largo tiempo fuera de Madrid, y el misterio en torno a la pareja crecía ya que varios programas se habían intentado poner en contacto con Edmundo, y no lo habían conseguido.

Las Campos, cerraban filas y no se sabía nada de cuando se reencontraría la pareja. La única que habló para ir zanjando el tema fue Terelu Campos en declaraciones a Europa Press-CHANCE que ella sí que sabía cuando venía Edmundo pero que no iba a decir cuando.

Poco a poco el secretismo fue desapareciendo, y hace unos días ya comenzábamos a saber los medios que el humorista estaba a punto de llegar a nuestro país y que se reencontrarían en Málaga donde está la popular presentadora de televisión pasando las vacaciones.

Este jueves, Edmundo Arrocet aterrizaba en España sin muchas ganas de hablar y tras un par de días en Madrid, donde poner todo en orden, se iba este mismo sábado a Málaga en Ave, llegando a la estación de María Zambrano donde estaba allí recogiéndole María Teresa Campos.

Lea también: Terelu Campos: "Alejandro Sanz me quiere regalar mis nuevos pezones"

La madre de Terelu y Carmen Borrego y Bigote, mostraban su alegría, a la par que su discreción, pero María Teresa sí que confesaban al programa de Viva la Vida que estaban: "Muy contentos y muy bien", y le mandaba un beso muy fuerte a Sandra Barneda. Ahora disfrutan ya juntos de sus vacaciones en Marbella.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.