elEconomista.es

Arantxa Sánchez Vicario se reconcilia con su familia: "Les pedí perdón y lo aceptaron"

9/08/2019 - 13:38

En el clan Sánchez Vicario todo vuelve a la normalidad. Arantxa Sánchez Vicario ha firmado la paz con su familia después de las cruentas batallas que libraron en el pasado. Según ha confesado la propia ex tenista, ella ha sido la que ha dado el primer paso: "Les pedí perdón y lo aceptaron".

La ex deportista concedió este jueves una entrevista a TV3 desde Miami, ciudad en la que reside, y desveló que se ha reconciliado con sus hermanos y su madre: "Yo di el primer paso para la reconciliación con mis hermanos. Les pedí perdón y lo aceptaron. Les necesitaba. Especialmente a Emilio, que siempre ha estado a mi lado", ha dicho. La paz llega tres años después de la muerte de su padre, Emilio.

Lea tambiénArantxa Sánchez Vicario juega su última carta desesperada este 1 de julio en Miami

La ganadora de Rolland Garros dio más detalles sobre esta paz familiar tan esperada por ella. "Son circunstancias que pasaron en mi vida y pedí perdón por aquello. En esos momentos no era yo quien lo decía. Ahora intento recuperar esa relación con mi familia. Poco a poco estamos recuperando aquella relación porque lo siempre queda es la familia. Son etapas de la vida y hay que seguir para adelante", ha alegado.

Las declaraciones de Arancha hacen referencia a la guerra que le enfrentó a su familia después de que ella misma cargara contra sus padres en 2012. "Los padres siempre hacen lo mejor para sus hijos, pero en mi caso han ejercido un control y una protección hasta llegar a anularme o decirme con quién tengo que compartir mi vida", escribió por aquel entonces en su biografía.

Lea tambiénArantxa Sánchez Vicario pierde su demanda de divorcio contra Josep Santacana en Miami

Además, acusó a su progenitor de controlar sus ganancias y haberle provocado la ruina. Sus palabras desencadenaron un polémico proceso judicial que enfrió por completo la relación de Arantxa con sus padres y hermanos. En aquellos momentos, la ex tenista estaba casada con Josep Santacana, de quien se separó hace un año y medio y al que acusa de haberle quitado toda su fortuna. Ambos libran ahora una guerra en los juzgados por la custodia de sus hijos, Arantxa y Leo. 







Comentarios 0