elEconomista.es

Los desprecios de la reina Letizia a los periodistas que no son afines a ella

7/08/2019 - 9:51

Como buena periodista, doña Letizia consume prensa a diario y permanece atenta a lo que sucede en el mundo. También lee lo que se publica sobre ella. Por ello, sabe quiénes son los profesionales de la información más afines a su persona y cuáles no. Dependiendo si están en un bando u otro, la reina les saluda de diferente manera, en una táctica que ha aprendido de su suegra, doña Sofía.

Una veterana periodista desvela a Pilar Eyre el peculiar comportamiento de Letizia con los periodistas en Palma: "Cuando nos encuentra en Mallorca, a los del sector adepto les estrecha la mano fuertemente y con entusiasmo, mirando a los ojos...", cuenta.

Lea también - El disgusto de Felipe por la prohibición de Letizia: la foto que este año tampoco veremos

En cambio, a los que no son de su agrado, les trata de distinta manera: "A los que molestamos por alguna crítica, nos gira la cara y nos ignora", asegura y añade: "Ahí no puede escaquearse, pero emplea la siguiente táctica. Te da la mano blanda y va hablando a gritos con alguien que está a dos lugares detrás de ti sin dirigirte ni una mirada...".

Letizia, estrechando la mano a Ana Rosa

La reina Letizia sigue el ejemplo de la reina emérita, doña Sofía, que empleaba una curiosa táctica cuando estrechaba la mano de los periodistas: "Te la tiraba abajo si se la dabas demasiado alta, la subía a tu boca para que la besases, pero si acercabas demasiado los labios, te la retiraba bruscamente, aun a riesgo de desmembrarte... Y lo hacía con su sonrisa imperturbable, mientras tú estabas queriéndote morir de vergüenza", explica el fotógrafo Oriol Maspons en el blog de Eyre en Lecturas.







Comentarios 1

#1
07-08-2019 / 12:02
PEÑA FIEL
Puntuación 11   A Favor   En Contra

RESULTA DEL TODO INCOMPRENSIBLE QUE NADIE DEL CNI ADVIRTIERA EN SU DÍA A DON FELIPE DE EN DÓNDE SE ESTABA METIENDO Y CON QUÉ CLASE DE FAMILIA SE IBA A EMPARENTAR SI PERSISTÍA EN SU INTENCIÓN DE CONTRAER MATRIMONIO CON UNA FU RCIA ZUMBADA COMO ESTA


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.