elEconomista.es

Sofía Suescun devora a su novio antes de su detención en Marbella

5/08/2019 - 11:47

Sofía Suescun y su novio, Kiko Jiménez, han subido la temperatura de las redes sociales al publicar varias imágenes de alto voltaje en las que aparecen en actitud muy cariñosa. Las imágenes fueron compartidas horas antes de que protagonizaran un altercado con la Policía por el que Kiko terminó pasando la noche en el calabozo.

La ganadora de GH y Supervivientes viajó con su chico este fin de semana a Marbella. Desde allí, Sofía compartió una instantánea besando al ex novio de Gloria Camila en la playa. "Reapareciste pero esta vez para quedarte", escribía Suescun bajo la sensual fotografía.

Ver esta publicación en Instagram

Reapareciste pero esta vez para quedarte ????

Una publicación compartida de SOFIA???? (@sofia_suescun) el

Ver esta publicación en Instagram

It's my turn. ????

Una publicación compartida de SOFIA???? (@sofia_suescun) el

En ese romántico momento, ninguno de los dos preveía lo que iba a suceder horas después, durante su noche de fiesta en tierras marbellís. La propia Sofía acudió en la tarde del domingo al programa Viva la vida para dar su versión de los hechos, ocurridos 24 horas antes.

Lea también - Sofía Suescun y Kiko Jiménez se calientan en Ibiza: besos y tocamientos en la hamaca

"Estoy alucinando con todo lo que ha pasado y muy preocupada por que haya individuos de este tipo ejerciendo de policía", comenzaba diciendo una muy afectada Suescun. "Todo empieza sobre las 12 de la noche cuando nosotros nos dirigimos a un local de Marbella. Estamos acreditados para pasar al parking y hay un agente de la Policía que no nos deja pasar de ninguna manera. Nosotros llevábamos mucha prisa y le enseñamos el teléfono y no nos hace ni caso", alegaba.

"Nosotros optamos por pasar y dar la vuelta. Entendimos 'pasad, venga, pasad' y que estaba todo muy ajetreado. Llegamos abajo y otro policía nos da el alto. Y viene el señor que nos había detenido arriba diciendo que no le hemos hecho caso y que nos iba a denunciar por no hacerle caso", continuaba su relato Suescun.

En ese momento y siempre según ella, los agentes les dijeron que iban a multar al conductor del vehículo, que no era Kiko, con 200 euros de penalización y la retirada de cuatro puntos menos del carné de conducir "por, supuestamente, no hacerle caso al agente". Fue entonces cuando salieron del coche "en actitud correcta" según relata Sofía. "Le rebatimos esa denuncia y el señor no lo concibe bien y opta por actuar de una manera que no es la correcta", aseguraba.

Según la tertuliana de Telecinco, un agente se fue hacia ella: "Me coge por el aire y me mete en el coche como si hubiera cometido un delito, cuando lo único que he hecho es rebatirle con argumentos sólidos lo que yo no consideraba justo (...) Los dos vamos a comisaría, yo por rebelarme, supuestamente por no enseñar el DNI cuando no tengo ningún problema, y Kiko consideran que lo tienen que llevar al calabozo pero no sé lo que alega este señor. Se ha producido un forcejeo y hay testigos", explicaba.

Suso Álvarez, tertuliano de Viva la vida, desveló que fuentes cercanas a la Policía le contaron que Kiko actuó de forma chulesca: "Parece ser que, en un momento, Kiko se pone muy nervioso y estaba fumando, y le tira el humo del tabaco en la cara al agente", decía. Algunos incluso señalaron que le podría haber dado "un codazo" al policía.

Sea como fuere, lo cierto es que Kiko pasó la noche en el calabozo y este lunes 5 de agosto se celebrará un juicio rápido para solucionar este caso tan controvertido.







Comentarios 2

#1
06-08-2019 / 08:39
Alfredo
Puntuación 2   A Favor   En Contra

MENUDA CERDA MEDIOCRE, CON MENUDOS EXCREMENTOS SE LIA.

#2
06-08-2019 / 09:24
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Si no se enrolla con estos macarras, de que va a vivir esta choni?


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.