Actualidad

Marta Gayá despide en Ginebra a Zourab Tchokotúa, el amigo que le presentó al Rey Juan Carlos

El funeral por el príncipe Zourab Tchokotúa, íntimo del rey Juan Carlos, fallecido hace unos días en Rabat, tuvo lugar este martes en la ciudad suiza de Ginebra, donde está la tumba de sus padres, tal y como adelantó Informalia en primicia el pasado 29 de de julio. Como ya contamos, en el último adiós al amigo del emérito estuvo Marta Gayá, ex amante del rey Juan Carlos, que finalmente no asistió.

El padre de Felipe VI sin embargo ha abandonado Palma de Mallorca, justo antes de la llegada de su hijo, y se encuentra en Finlandia, donde, como ya contamos en junio, participará en el Campeonato del Mundo de la clase 6M en Hanko.

La muerte a los 81 años, víctima de una leucemia aguda, de uno de los grandes amigos de toda la vida del rey don Juan Carlos, ha causado una profunda impresión en Mallorca, donde Zou, como le llamaban en su entorno, fue todo un personaje, muy conocido en la alta sociedad de la isla, antes incluso de su boda con Marieta Salas, multimillonaria criadora de caballos y heredera de una gran fortuna. El padre de Marieta fue un destacado político en el franquismo y próspero hombre de negocios.

Lea también: El rey Juan Carlos pierde a su socio, amigo y confidente, el príncipe Zourab Tchokotua

Tchokotúa mantuvo una vida social muy intensa en Mallorca, tenía encanto personal, mucha clase y don de gentes. Gracias a su labor como mediador, la Diputación de Palma cedió el palacio de Marivent como residencia de vacaciones de los reyes Juan Carlos y Sofía.

Sin embargo, Zou se vio inmerso en un proceso judicial, acusado por los inquilinos de una urbanización de promover unas viviendas que resultaron defectuosas y en las que faltaban muchos de los elementos prometidos por los constructores. Tchokotúa se libró de la cárcel pero su nombre quedó en entredicho en la isla. Por otra parte, se divorció de Marieta Salas, dejó España y sus relaciones con Mallorca. Con su ex mujer apenas tenía trato desde hace 22 años y al único hijo del matrimonio, Igor, conocido Dj internacional, se acercó en estos últimos años cuando se le diagnosticó su enfermedad.

Lea también: Juan Carlos I: la sombra de la sospecha planea de nuevo sobre el emérito

En Rabat tenía muy buenos contactos y mantenía desde hace tiempo una relación sentimental con una prima del rey Mohamed VI. Tchokotúa fue también testigo y protector de los inicios del romance entre don Juan Carlos y la socialité mallorquina Marta Gayá, la relación más intensa del anterior jefe del Estado, que duró casi 20 años.

Lea también: Marta Gayá, amante del rey Juan Carlos durante décadas, salpicada por los daños colaterales del 'efecto Corinna'

El pasado martes, Marta Gayá estuvo en el sepelio de su amigo Zou en Ginebra, pero no don Juan Carlos, que viajó a Escandinavia tras su breve paso por Mallorca, donde estuvo con doña Sofía visitando la academia de tenis de Rafa Nadal en Manacor. Resulta cuando menos curioso que justo cuando llega Felipe VI a la isla, cuando comienza en palma la Copa del Rey Mapfre, que ha empezado este lunes en la bahía de capital balear, el Rey Emérito se vaya.

Lea también: Juan Carlos y Sofía rompen relaciones con su nuera, la reina Letizia

El 26 de julio de 2017, hace justo dos años, Marta Gayá sí coincidió con el rey emérito hasta Irlanda. En aquella ocasión, don Juan Carlos si se atrevió a viajar al país respondiendo a la invitación de otro íntimo amigo, el banquero mexicano Allen de Jesús Sanginés-Krause.

Lea también: Marta Gayá, la amiga de don Juan Carlos, regresa a Palma de Mallorca por Navidad

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud