elEconomista.es

Así está el 'Caso Neymar': ¿puede un presunto violador jugar en el Real Madrid o el Barcelona?

26/07/2019 - 14:09

Hay futbolistas que son noticia por el cambio de peinado: se lo reprochó una campeona olímpica a los periodistas por estar más pendientes del look de Sergio Ramos que de sus hazañas en la piscina. Y hay algún futbolista que es noticia hasta cuando respira, y ése es el caso de Neymar

La perla brasileña fue noticia cuando fichó por el Barcelona después de pasar reconocimiento con el Real Madrid. De aquellos barros, estos lodos: aún es un misterio el pastizal que desembolsó el Barça por arrebatárselo al eterno rival. Y ya ha llovido. Hubo denuncias, un presidente que dejó de serlo (Sandro Rosell), algunas jugadas para la historia, algún gol para enmarcar, los abrazos con Messi y Luis Suárez y la tocata y fuga hasta París, donde vuelve a escribirse la nueva biografía de Ney, después de una inversión petrolífera que supera los 222 millones de euros.

Como vaticinó cualquier degustador del buen fútbol con dos dedos de frente, estaba cantado que la estancia de Neymar en el fútbol francés iba a resultarle un suplicio. El equipo icónico de París es muy poderoso; pero la competición es muy flojita. Por eso el jugador tiene tanto tiempo libre para divertirse. Por eso y porque Nasser Al-Khelaïfi, el jeque del PSG, le consiente todo. O le consentía. Viajes a Brasil para combatir la saudade, que si visita al dentista, que si el cumpleaños de la hermana, que si el carnaval, y lo que es peor, que si la recuperación de tantísimas lesiones.

Y entre unas cosas y otras, entre visitas al hospital, eliminaciones traumáticas de la Champions y rehabilitaciones junto al mar de casa, la agencia tributaria brasileña le embargaba el avión y la española le exigía 35 millones por impago de impuestos. Escándalos habituales que empequeñecieron cuando, el pasado 31 de mayo, Najila Trindade Mendes de Souza, modelo brasileña, 26 años, denunció a Neymar por violación. Y se armó la de San Quintín.

Los hechos: Najila bebe los vientos por el crack y acepta su invitación. Él le paga el viaje hasta París y una habitación en un hotel de la capital francesa. Es 15 de mayo. Los nervios atenazan a la modelo según se acerca la hora de la cita. El futbolista llega más tarde de lo estipulado. Según la joven, un poquito pasado de vueltas, hasta tal punto que ante la carencia de condones por ambas partes, el delantero se puso gallo y presuntamente (hay vídeo) forzó sexualmente a su paisana. Solo 24 horas después regresó al lugar del crimen, donde aguardaba ella con una cámara oculta para vengar la afrenta del día anterior.

Y estalló el escándalo. Primero, la denuncia de violación por parte de Najila. A continuación, Neymar publica las conversaciones que ambos mantuvieron por guasap antes y después del supuesto asalto virginal. Él niega los hechos; la Policía toma cartas en el asunto porque la publicación de esa información privada puede ser constitutiva de delito. Neymar se arrepiente. La chica contraataca, habla hasta en Radiotaxi y hace pública una primera entrega del vídeo que grabó al día siguiente, el de la venganza se sirve fría, de la presunta violación.

La cuestión alcanza matices melodramáticos. Hasta dos veces declaró el jugador en la Comisaría, en la segunda citación, durante cinco horas. Se declara inocente. A la modelo, entonces, le empiezan a ocurrir cosas. Uno tras otro los abogados la abandonan, hasta tres. El último, Danilo García de Andrades, la sacó en brazos de la comisaría. Éste dejó plantada a Najila porque ella le acusó de haberle robado la tableta donde estaba archivada la segunda entrega y más descriptiva de la hipotética violación.

En la primera se vio cómo ella sacudía al jugador por la faena de la víspera y cómo éste salía por pies de la habitación del hotel. De la segunda entrega no hay noticias. Es a partir de todos estos extraños sucesos cuando se puede pensar que el clan Neymar tiene asideros muy poderosos y recursos infinitos o que Najila montó un escándalo de una fantasía.

Lea también - El calvario de la mujer que acusa a Neymar de violación: Me acosan y han entrado a robar en casa

El caso está por aclarar. Se han tomado declaraciones a los dos implicados, la Policía continúa con las pesquisas y Neymar, a sus 27 años, sigue con esa vida: no puede prescindir de los toys (cuadrilla de amiguetes sin otra misión que hacerle la existencia más entretenida) ni del espíritu nómada que le impide ser un futbolista ejemplar a pesar de contar con todos los dones para ser el mejor siempre.

Lea también: Neymar hace público su chat erótico con la mujer que le acusa de violación

Touchel, entrenador del PSG, sabía desde antes de celebrarse la Copa de América que Neymar no quería volver a París ni sano. Y tuvo la desgracia de lesionarse en vísperas del torneo. A partir de ahí creció la rumorología. Y así están las cosas.

Al-Khelaïfi está hasta el turbante del prenda y ya escucha ofertas. El prenda ha dicho que quiere poner pies en polvorosa, aunque está concentrado con el PSG en Macao para jugar contra el Ínter, pero el entrenador le ha dejado fuera de la convocatoria para este partido. A la pretemporada llegó una semana tarde, no por la enésima lesión sino por unos compromisos publicitarios: Ney sigue siendo reclamo, Y es precisamente este gancho lo que lleva a Florentino Pérez a manifestar que Neymar es el único galáctico que hoy por hoy atiende a esa denominación. Por eso le gusta, aunque desde el escándalo de la violación lo disimula.

Se dice que el Bartomeu ha hablado con Al-Khelaïfi para hacerle llegar una oferta si el jugador está en venta. El Barça quiere un trueque: jugadores como Coutinho y Rakitic por Neymar. Pero el jeque quiere dinero y no le agrada el Barcelona. Todavía no le ha perdonado que persiguiera a Verrati, y eso que se vengó levantándole a Ney por el precio de la cláusula, 222 millones, que es la cantidad que exige para empezar a hablar. Y se dice también que en estos momentos el Madrid y la Juventus de Cristiano Ronaldo son los equipos mejor colocados para fichar al crack. Florentino, con harto dolor de su corazón, estaría dispuesto a incluir a Bale en la operación. En cuanto a la Juve, ofrece muchas más ventajas económicas que cualquier club español. Y otro detalle que aleja al figura de la disciplina azulgrana: tiene denunciado al Barça por el impago de 26 millones de euros a cuenta de los 40 de la prima de fichaje, cuando le renovó solo unos meses antes de que diera la espantada.

El clan Neymar está en medio de un incendio considerable: las acusaciones de Najila, la persecución de Hacienda, las reiteradas lesiones del tobillo derecho y el futuro más incierto; no obstante, aunque huele a chamusquina no se quema. Entre tanto, el Madrid aguarda. Y la Juventus. La pregunta es: ¿puede un presunto violador jugar en España, sea en el Barcelona o en el real Madrid? Hagan sus apuestas.







Comentarios 0