elEconomista.es

Mohamed VI y su ex mujer, la princesa Lalla Salma, desmienten que su hija esté secuestrada en palacio

21/07/2019 - 20:33

Mohamed VI, rey de Marruecos, y su ex mujer, Lalla Salma, han salido al paso de las informaciones publicadas en los medios marroquíes que apuntaban a que el monarca tenía a su hija, la princesa Lalla Khadija, de 12 años, como "rehén" en palacio para evitar que viajara de vacaciones junto a su madre y su hermano, el príncipe heredero, Moulay Hassan, de 16 años.

Lea también - Mohamed VI se auto-regala un velero de 88 millones mientras crece la epidemia migratoria en Marruecos

El rey marroquí y su ex mujer han enviado un comunicado conjunto a través del abogado Eric Dupond-Moretti en el que aseguran que "los rumores de fuga o de secuestro de niños que circulan desde principios de julio son intolerables". Mohamed VI y Lalla "desmienten formalmente y con rotundidad estos rumores".

En el texto, ambos atribuyen "intenciones maliciosas" a este tipo de "afirmaciones extremadamente graves" y, por tanto, punibles ante la Justicia. El abogado de Mohamed VI denuncia otra información de la revista francesa Gala, en la que se comparaba la situación de Lalla Salma con la de la princesa Haya de Jordania, de 45 años, esposa del emir de Dubai, Mohamed bin Rashid Maktoum, huida a Londres con sus dos hijos. "La comparación no tiene ningún fundamento excepto que se trata de dos princesas", señala el letrado.

El comunicado confirma por primera vez el divorcio del rey y Lalla Salma al referirse en un momento a ella como "ex esposa" pero, eso sí, sin perder su condición de "princesa", como muestra el hecho de que se la denomine así en algún fragmento del texto.

Desde su divorcio, a finales de 2018, Lalla reside en la residencia de Dar es Salam, en la periferia de Rabat, donde estuvo siempre alojada desde que se casó con Mohamed VI, en 2002. Allí vive con sus dos hijos, con quienes ha disfrutado este verano de un crucero por las islas del Egeo a bordo del lujoso yate Serenity, cuyo alquiler semanal cuesta entre 550.000 y 600.000 euros, según los medios griegos.

Lea también - Lalla Salma, ex del rey Mohamed de Marruecos, de vacaciones en Grecia 







Comentarios 0