elEconomista.es

Kevin Spacey gana: retiran los cargos de agresión sexual contra el actor

18/07/2019 - 11:07

Los fiscales retiraron este miércoles los cargos de agresión sexual que pesaban contra Kevin Spacey desde hace tres años. La decisión del tribunal llega unos días después de que el hombre que le acusaba retirara la demanda civil que interpuso contra el actor.

El fiscal Michael O'Keefe ha explicado que la decisión ha sido tomada "debida a la ausencia del demandante", quien solicitó la desestimación voluntaria de la demanda contra el protagonista de House of Cards el pasado viernes 28 de junio.

Lea también - El hombre que acusó a Kevin Spacey de tocarle los genitales retira la denuncia

Spacey consigue así su primera victoria judicial. El ganador de un Oscar en el año 2000 por su papel en American Beauty siempre se ha declarado inocente de los hechos, sucedidos en 2016 en un bar de la isla de Nantucket. El denunciante, que tenía solo 18 años por aquel entonces, sostenía que el actor le invitó a beber varias rondas de cerveza y whisky. Incluso dijo a sus acompañantes que pretendía emborracharlo. También afirmó que le tocó los genitales tras arrinconarlo contra una mesa de billar.

En su defensa, los abogados de Spacey acusaron al denunciante de eliminar mensajes de texto que respaldarían la defensa del actor. El juez que supervisa el caso penal recientemente ordenó al denunciante que proporcionara su teléfono móvil a la defensa, pero alegó que no lo encontraba.

No ha sido esta la única acusación de acoso sexual que pesaba sobre Kevin, pero sí una de los más escandalosas y mediáticos junto con el testimonio del actor Anthony Rapp, quien manifestó que Kevin había intentado seducirlo en 1986 cuando contaba solo 14 años y Spacey, 26. Y llegó en plena efervescencia del movimiento #MeToo. Kevin pidió disculpas a Rapp, pero su reputación ya estaba arruinada.

El actor, considerado como uno de los mejores intérpretes de Hollywood, ganador de un Oscar en el año 2000 por American Beauty, fue arrojado a la cuneta por la industria cinematográfica, hasta el punto de que su personaje fue eliminado de House of Cards, la serie que produce y protagoniza Robin Wright. Su exilio ha sido definitivo. Una película entera, All the money in the world, dirigida por Ridley Scott fue rehecha sin él por completo, con el coste que ello supuso para los productores. Se le borró de todos los planos.

Kevin nunca ha estado dispuesto a tragarse el sapo del acusador de Masachussets. De hecho en un vídeo titulado Let me be Frank (Dejenme ser Frank, en alusión a Frank Underwood), lo dejó muy claro. Con su maravillosa voz y la misma entonación del personaje que interpretaba en House of Cards, dijo entre otras cosas que no estaba dispuesto a pagar el precio de algo que no había hecho. El vídeo de este singular y extraordinario monólogo, cargado de indirectas muy sutiles, tan críptico como revelador, consiguió 11 millones de visitas, más que la temporada final de House of Cards entera en Estados Unidos. Se emitió en la última Nochebuena en el canal de Kevin Spacey en Youtube.







Comentarios 0