Famosos

'Nada es eterno salvo la Carrà': llega la primera biografía de la gran Raffaella

  • Enfundada en un mono rojo setentero, aleteando sus volantes al ritmo de 'Rumore': es el icono de una mujer visionaria, infatigable y feminista, que emerge en 'Nada es eterno salvo la Carrà', su primera biografía
     
  • Durante décadas bailó sus grandes hits con la misma furia: 'Qué dolor', 'Caliente caliente' y 'Fiesta'

Primer texto biográfico de esta italiana universal, que llega a las librerías tres años de después de su muerte en Roma, a los 78 años. En Nada es eterno salvo la Carrà (Editorial Dos Bigotes), su autor, Pedro Ángel Sánchez, reconstruye el retrato de una Raffaella inmensa y una artista irrepetible que rompió las pistas de la época con Fiesta, Rumore, Hay que venir al Sur y En el amor todo es empezar.

Con más de 60 millones de discos y una audiencia televisiva millonaria, la figura de Carrà forma parte del imaginario colectivo de varias generaciones que crecieron asomadas a la pantalla de TVE. Una ventana abierta al mundo, a las nuevas tendencias de música, cine y baile. En aquellos años 70, aún con los rescoldos del tardofranquismo, Raffaella Carrà representaba a la mujer libre, valiente y poderosa, símbolo del empoderamiento y la modernidad. Incansable también en su lucha por la igualdad y en defensa del colectivo LGTBI.

El autor de este retrato, Pedro Ángel Sánchez, recogió los testimonios de la italiana en diciembre de 2020, en la que fue su última entrevista antes de su muerte. El firmante traza la trayectoria vital y profesional de la artista, a través de sus palabras y de testimonios de Ramón García, Loles León, Mónica Naranjo e Isabel Gemio.

'¡Señoras y señores!'

Baladista y cantante de revista, la Carrà aterrizó en España en 1975, en el programa de TVE ¡Señoras y señores!, de José María Quero y Valerio Lazarov. Un soplo de aire fresco y luz en una pantalla aún en blanco y negro. La italiana, con su alegría de vivir, puso a bailar a un país que dejaba atrás una dictadura de 40 años y que daba sus primeros pasos en democracia. Comprometida y de fuerte perfil social, dio un titular a Interviú en 1977 con aquel rotundo "Yo siempre voto comunista" y su manifiesto "siempre estaré al lado de los trabajadores".

En aquellos platós de TVE, con estrellas como Fiorella Faltoyano, Victoria Vera o Norma Duval, emergió esta italiana arrolladora, de cabello platino y corte bob, que acabó teniendo un espacio diseñado a su media: La hora de Raffaella Carrà, antecesor de tantos magazines arrevistados que incluían entrevistas y actuaciones de las súper estrellas Julio Iglesias, Paloma San Basilio, Massiel o Raphael.

600 millones de pesetas

En los 90 siguió bailando sus grandes hitazos con la misma furia y energía: Qué dolor, Caliente caliente, Lucas, Amore, amore, Mamá, dame 100 pesetas. La intérprete, bailarina, coreógrafa y actriz, que nació en el seno de una familia de clase media en Bolonia durante la Segunda Guerra Mundial, se coronó como la presentadora mejor pagada de Europa. La considerada como "primera show-woman", según Pedro Ángel Sánchez, cerró con la RAI un contrato de tres años por 600 millones de pesetas del año 84 (3,6 millones de euros). Antes de desembarcar en España, Raffaella ya había pasado por Hollywood. Fue en 1965. Siguiendo los pasos de sus compatriotas Sofia Loren y Gina Lollobrigida, firmó con la 20th Century Fox para su papel en El coronel Von Ryan, junto a Frank Sinatra. La superestar murió de cáncer de pulmón en julio de 2021.

Cuál fue la causa de la muerte de Raffaella Carrà

La artista falleció en pasado 5 de julio de 2021, a la edad de 78 años, a causa de un cáncer de pulmón, dejando desolados a sus compañeros de profesión y a su público.

Se trata de la misma enfermedad que en 2002 se provocó la muerte de su único hermano, Vincenzo Pelloni, con 57 años, y por la que también perdió a su madre, Iris Dellutri, en 1987 con 63 años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud