Famosos

Rodolfo Sancho pasa dos horas y media en la cárcel junto a su hijo

Arranca la tercera semana del juicio contra Daniel Sancho en la corte de Koh Samui por el asesinato y desmembramiento de Edwin Arrieta y tanto el acusado como su padre han cambiado de escenario. Este lunes, mientras en la sala del tribunal se discutía (con visible enfado del juez) si la policía encontró o no el tórax del cirujano colombiano, padre e hijo han pasado juntos más de dos horas en la cárcel para preparar su declaración, que tendrá lugar este jueves.

El protagonista de Mar de plástico ha llegado a primera hora de la mañana de este lunes a la prisión de Koh Samui, en la que su hijo permanece desde el pasado 7 de agosto. Con camiseta naranja, pantalón denim y actitud relajada, ha entrado en el centro donde le esperaba Daniel, así como el abogado y los asesores con los que ha repasado su declaración: "Lo está preparando a conciencia", han dicho en TardeAR. Rodolfo subirá al estrado este jueves 25 de abril y lo hará en calidad de testigo. Su versión ya la conocimos hace unos días en el documental que grabó para HBO: "En estado de shock, me cuenta que ha tenido una pelea con un tipo del que yo no sabía nada y que ha terminado de forma trágica", relató. "Este tipo le había amenazado de muerte y con hacer daño a su familia. Y que se defendió de un intento de agresión sexual".

El mismo jueves se enfrentará al juez el propio Daniel Sancho. Será su turno para hablar en la sala como acusado y defender su versión: que la muerte de Edwin no fue premeditada sino fruto de un forcejeo y que, tras su muerte, actuó presa del pánico para deshacerse del cuerpo.

Un día antes, el miércoles 24, declarará el abogado español Juango Ospina, en calidad de testigo de la familia Arrieta, pues a esta se le denegó la declaración vía telemática. El letrado incidirá en las pruebas que apuntan a que Daniel sí preparó la muerte de Edwin (la compra de cuchillos y productos de limpieza, el alquiler de dos bungalows diferentes...) y también la precaria situación económica y anímica en la que está sumida la familia Arrieta tras la muerte de Edwin.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud