Famosos

Las confesiones de Daniel Sancho tras las primeras sesiones del juicio: "Estoy muy nervioso, esto no es justicia"

Este martes se retoma el juicio contra Daniel Sancho por el asesinato de Edwin Arrieta. Tras unos días festivos en Tailandia, la corte de Koh Samui abre sus puertas otra vez para recibir nuevos testigos y continuar con el procedimiento en el que la Fiscalía solicita para el hijo de Rodolfo Sancho la máxima pena. Las tres primeras sesiones estuvieron marcadas por tres anécdotas: las cadenas que portaba el acusado en pies y manos, su posibilidad de interrogar a los testigos y el silencio decretado por el juez, que no permitió a los presentes informar sobre lo que sucedía de puertas para adentro. Uno de ellos, sin embargo, ha roto la norma este martes y ha desvelado detalles inéditos.

Se trata de Bea de Vicente, la única penalista independiente acreditada en el juicio. La experta pudo mantener una breve conversación con Daniel durante uno de los descansos y ha desvelado las impresiones del español: "Estoy muy nervioso, esto no es justicia", le dijo. El chef se queja de que el procedimiento se lleva a cabo en tailandés y la labor de los traductores presentes en la sala no es suficiente para poder seguir al detalle lo que ocurre: "Es que no hay manera, qué impotencia. Esta tía no traduce, estamos escuchando 'thai' veinte minutos y dice tres palabras", lamenta, una apreciación que la penalista comparte: "La traducción es horrorosa". Daniel está preocupado por este punto y, de hecho, solicitó al juez cambiar a su traductor oficial por la suya de confianza.

"Es un chico afable, es un chico perdido y yo le veo abandonado y solo a su suerte. Hay que reconocer que hay algo de destino en su futuro", ha dicho de Vicente, que también ha manifestado su sorpresa ante el trabajo del abogado tailandés que defiende a Daniel: "Está dormido durante el juicio". El hijo de Rodolfo comentó con ella: "Literalmente dormido, es un abogado de pastel", le dijo Daniel. "Yo me defiendo solo".

Según la experta, Daniel, que lleva en prisión preventiva ocho meses, todavía no ha tocado tierra: "Yo creo que él está fuera de su piel y no es consciente de a lo que se enfrenta", ha dicho en La Sexta. Desvela, además, que quiso darle un consejo antes de que lo llamaran a sala e interrumpieran su charla: "Si llega la pena de muerte, llega a un acuerdo, porque aquí no van a matar a un extranjero", le dijo. El hijo de Rodolfo Sancho asintió "con absoluta entereza, como el hombre que acepta su destino".

Nuevos testigos

El juicio se retoma este martes. Según el abogado tailandés de la víctima, las próximas sesiones serán mucho más duras, pues los testigos aumentan en importancia e implicación en el caso: "Los testigos de las próximas semanas serán cada vez más intensos, declaran de menor a mayor importancia".

Metapon Suwancharern también ha asegurado que "los expertos de otros países no sirven aquí", en referencia a los informes y declaraciones de expertos españoles que quiere presentar la defensa de Sancho, y aconseja al acusado que "contrate otro abogado" si no está conforme con el suyo, como parece ser a juzgar por los interrogatorios que él mismo lleva a cabo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud