Famosos

El origen de la amistad de Íñigo Onieva y el abogado de Edwin Arrieta en pleno tsunami judicial por Daniel Sancho

La vida está llena de extrañas coincidencias, y una de ellas está protagonizada por Íñigo Onieva, que, en pleno tsunami mediático por el juicio contra Daniel Sancho, mantiene el contacto con Juango Ospina, abogado de Edwin Arrieta. Ambos han saltado a los titulares de la prensa por distintos motivos, aunque su amistad se remonta a la infancia.

Su buena relación empezó a forjarse cuando eran niños y fue tomando fuerza con el tiempo, tal y como avanzó El independiente. Un vínculo del que ahora se conocen nuevos detalles, como que forman parte, incluso, del mismo grupo de amigos, The Curris.

El nombre, que recuerda a la serie de animación Fraggle Rock, surge de la etapa de diversión que vivieron en su momento y a "la hermandad elegida" que sostienen a día de hoy, según cuenta Lecturas.

El penalista, de hecho, ha ejercido de abogado en más de una ocasión para resolver "asuntos de sus amigos", lo que ha llegado a ser objeto de bromas. Así se aprecia en las publicaciones de Instagram que el marido de Tamara Falcó y el abogado comparten desde hace un tiempo. Y es que, pese a su ajetreada agenda profesional, siempre consiguen reservar huecos para pasar tiempo juntos.

Los amigos han participado en planes de todo tipo: desde encuentros modestos para tomar unas copas hasta viajes que van de despedidas de soltero a jornadas en la estación de Baqueira Beret, donde han aprendido las lecciones de Marc Pio. También han estado juntos en Sotogrande, Estocolmo y Budapest, entre otros lugares.

A Juango, de 37 años, le separan tres años de Íñigo, pero eso no es problema para ellos. Su círculo está compuesto por amistades de distintas edades. "Han sido vecinos y ello les permitió coincidir en diferentes situaciones desde despedidas, bodas, encuentros familiares y aficiones", ha contado a Lecturas una persona cercana a ellos.

Juicio contra Daniel Sancho

Esta información sale a la luz en medio de la expectación que genera el juicio contra Daniel Sancho. El hijo de Silvia Bronchalo y Rodolfo Sancho se sentó en el tribunal de Koh Samui el pasado 9 de abril, y se prevé que hasta el 3 de mayo se mantengan las vistas judiciales. El joven será juzgado por asesinar y descuartizar al cirujano Edwin Arrieta el pasado 2 de agosto, aunque él solo admite la ocultación del cuerpo de la víctima. Niega los delitos de asesinato premeditado y falsificación documental.

La acusación particular cuenta con los penalistas Juan Gonzalo Ospina -Juango- y Beatriz Uriarte en coordinación con letrados colombianos y tailandeses para velar por los intereses de la familia de la víctima, mientras el veterano penalista Marcos Garcia-Montes y Carmen Balfagón defienden al cocinero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud