Famosos

Paloma Cuevas y Michelle Salas acompañan a Luis Miguel en el concierto más exclusivo de su gira: mil euros la entrada

El Sol de México está arrasando en su gira latinoamericana. Tras pasar por Chile y Perú ha aterrizado en Buenos Aires, Argentina, donde ofrecerá un exclusivo recital a mil euros la entrada. Una cita íntima y muy especial en la que Luis Miguel estará muy bien acompañado. Su novia, Paloma Cuevas, y su hija, Michelle Salas, viajarán a principios de la próxima semana para reunirse con él y disfrutar de la actuación desde la primera fila.

La diseñadora española apenas se separa de su novio y lo acompaña en cada parada de su gira siempre que su agenda y sus obligaciones familiares se lo permiten. Su relación, a punto de cumplir ya los dos años, marcha viento en popa y prueba de ello son las últimas imágenes de la pareja saliendo de un conocido restaurante en Perú, agarrados de la mano y con sonrisas de oreja a oreja.

Las dotes diplomáticas de Paloma consiguieron que su novio sellara la paz con su hija Michelle Salas tras años de distanciamiento y ahora la relación es tan fluida que la modelo se desplaza a menudo junto a su marido, Danilo Díaz, para compartir tiempo con su padre y Paloma, a la que está muy unida. Su última reunión a cuatro fue el pasado mes de noviembre en Las Vegas, donde el cantante tenía firmadas varias actuaciones. El próximo martes, 5 de marzo, volverán a juntarse, esta vez en Buenos Aires.

Los caprichos de Luis Miguel

Paloma y Michelle llegarán a Argentina en unos días pero el artista ya se ha instalado este mismo viernes en uno de los hoteles más lujosos de la capital. Aquí se relaja y se prepara para el baño de multitudes y lo hace a piquito de rey: ha pedido que no falten en su habitación ni en su camerino dulce de leche, frutas frescas y frutos secos. Además, solo quiere beber agua mineral de los Andes, según han comentado el presentador argentino Roberto Funes en el programa de Sonsoles.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud