Famosos

Mariló Montero gana la batalla por las fotos de su topless: diez meses de prisión para Diego Arrabal y Gustavo González

La periodista ya puede dormir tranquila. Después de una batalla que ha durado nueve años, Mariló Montero ha conseguido su propósito: una condena penal para los paparazzi que la fotografiaron en topless durante unas vacaciones en Bora Bora junto a una amiga. Ellos, Diego Arrabal y Gustavo González, han sido condenados este jueves a diez meses de prisión, además de una multa de seis euros diarios durante ocho meses y la mitad de las costas judiciales.

La sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Barcelona también señala "la inhabilitación especial de Arrabal y González para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena y para el ejercicio de cualquier actividad relacionada con la propia de las agencias de prensa por el mismo periodo". El fallo judicial no es firme, por lo que Arrabal y González pueden presentar recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en un plazo de diez días. Recordemos que Mariló Montero pedía seis años de cárcel y una indemnización de 265.000 euros.

Arrabal ha sido el primero en manifestarse tras la sentencia: "Tengo 52 años. Siempre he creído en la justicia de mi país (España). Hoy día 29 de Febrero del 2024, dejo de creer", ha escrito en redes sociales. "Me avisaron hace unos cuantos años, 'Dieguito van a por ti'. Me venía de muy buena fuente. Hoy se confirma, me quieren destruir", ha dicho.

Una larga batalla judicial

La historia comenzó hace ya nueve años. Mariló Montero viajó a Bora Bora con una amiga y tomaba el sol semidesnuda en su bungalow cuando fue fotografiada. Las imágenes no llegaron a publicarse pero la ex de Carlos Herrera interpuso una demanda contra los reporteros por "revelación de secretos". Ganó el procedimiento civil (que condenó a los fotógrafos a indemnizar a la comunicadora y su amiga con un total de 265.000 euros), pero no conforme con eso solicitó también prisión para los responsables.

El juicio tuvo lugar el pasado mes de enero en la Audiencia de Barcelona: "Me sentí violada", dijo Montero. Fueron 82 fotografías que, según ella, "pasaron de redacción en redacción, de mano en mano. Me las describieron con tanta precisión que fue realmente humillante", aseguró. La defensa de los acusados insistió en que dichas imágenes jamás fueron publicadas pero Mariló le restó importancia al detalle: "Con esas fotografías me violaron dos veces", dijo la periodista. "Era como si se hubiera mostrado en primera plana". Explicó, además, que recibió amenazas constantes que la obligaron a "huir de mi país" y que tuvo que ir a Estados Unidos para "acabar con la persecución".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud